El objetivo de la IPBES es afrontar directamente la creciente pérdida de diversidad biológica en el mundo y la degradación de los servicios de los ecosistemas, cerrando las brechas entre la ciencia precisa, imparcial y actualizada y los formuladores de políticas.

Si bien numerosas organizaciones e iniciativas contribuyen a mejorar el diálogo entre los formuladores de políticas y la comunidad científica en este campo, la IPBES se establece como una nueva plataforma, reconocida por ambas comunidades para abordar las brechas existentes y para fortalecer la interfaz científico-normativa sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistemas.

“Hoy, ha ganado la biodiversidad”, dijo el presidente de la reunión, Sir Robert Watson, principal asesor científico del Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales británico. “Más de 90 países han establecido con éxito la interfaz científico-normativa para todos los países. La diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas son esenciales para el bienestar humano. Esta plataforma generará el conocimiento y desarrollará las capacidades para protegerlos en esta y en futuras generaciones”, afirmó.

Achim Steiner, vice secretario general de la ONU y director ejecutivo del PNUMA, afirmó: “Los años de debate y negociaciones políticas, a menudo complejas, han desembocado en una conclusión positiva y en un hito en términos de la futura respuesta de la humanidad para revertir la pérdida de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas, desde los forestales a los de agua dulce”.

Elsa Nickel, vice-directora general de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza y Uso Sostenible de los Recursos Naturales, agradeció a los participantes su confianza en la oferta presentada por Alemania, reafirmando el compromiso de su gobierno para apoyar el nuevo organismo. "Pedimos a los gobiernos que trabajen estrechamente, especialmente los cinco que se ofrecieron para albergar la sede de la secretaría (Corea del Sur, Kenia, Francia, India y Alemania), para convertir la IPBES en una verdadera historia de éxito”, afirmó.

Irina Bokova, directora general de UNESCO, destacó: “Espero que este organismo permita que la biodiversidad sea tenida en cuenta en las estrategias de desarrollo sostenible, como hizo la IPCC en los últimos veinte años con el cambio climático. La pérdida de diversidad biológica es un indicador clave de los cambios que afectan a nuestro planeta”.

Además, añadió que “la IPBES facilitará una herramienta de coordinación más eficiente entre investigadores y tomadores de decisiones, para estar a la altura de este desafío. La UNESCO ha apoyado este proceso desde su creación y hará todo lo necesario para aportar su larga experiencia y movilizar sus redes científicas en servicio de la IPBES en los campos del agua, los océanos y la diversidad biológica”.

Las funciones principales de la IPBES englobarán las siguientes áreas:

  • Identificar y priorizar información científica clave requerida por los formuladores de políticas y catalizar los esfuerzos para generar nuevos conocimientos.
  • Realizar evaluaciones regulares y oportunas del conocimiento sobre diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas y sus interconexiones.
  • Apoyar la formulación y aplicación de políticas, identificando herramientas y metodologías relevantes para la elaboración de políticas.
  • Priorizar las necesidades clave de desarrollo de capacidades para mejorar la interfaz ciencia-normativa y proporcionar y solicitar apoyo financiero y de otro tipo para las necesidades de mayor prioridad relacionadas directamente con sus actividades.

En opinión de su administradora, Helen Clark, el PNUD considera que la plataforma tiene una “importancia crítica para apoyar la aplicación del nuevo Plan Estratégico de la Convención sobre Diversidad Biológica y fomentar el desarrollo sostenible a escala global. Sabemos que los ecosistemas sanos aportan servicios inestimables que apuntalan el desarrollo, en particular para los miles de millones de personas en todo el mundo que dependen directamente de la biodiversidad para su sustento."

"Creemos que la IPBES puede ayudar a garantizar que los países y las comunidades en desarrollo tengan acceso a información científica sólida para formular políticas de desarrollo, protegiendo la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas en un modo que aborde el alivio de la pobreza y promueva el crecimiento con equidad”, manifestó Clark.

La IPBES atenderá solicitudes de información científica relativa a biodiversidad y servicios de los ecosistemas provenientes de gobiernos, acuerdos ambientales multilaterales relevantes y organismos de la Naciones Unidas, así como de otros actores relevantes interesados.

Se establecerá un fondo fiduciario para recibir contribuciones voluntarias de gobiernos, organismos de las Naciones Unidas, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), organizaciones intergubernamentales y otros actores, tales como el sector privado y fundaciones.

La puesta en marcha de la IPBES se suma al impulso de la Conferencia de las Naciones Unidades sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), que se celebrará el próximo mes de junio en Río de Janeiro, Brasil. Se prevé que la IPBES se convierta en al punto focal clave para todas las agencias y las organizaciones involucradas en la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica, el bienestar humano a largo plazo y el desarrollo sostenible, y que la plataforma sitúe este tema en la agenda política, del mismo modo que el IPCC lo hizo con el tema del cambio climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de