Ahora mismo, los bosques españoles están representados solamente en el 29% de su territorio potencial. De esta corta población, la mitad de la superficie forestal está desarbolada y su calidad es baja debido a las amenazas humanas.

Con este panorama, WWF ha lanzado su estudio, “Los bosques que nos quedan. Propuestas para su restauración”. En el cuantifica los bosques que hay actualmente en España, e identifica las zonas con una necesaria inversión.

Árboles y territorios en peligro

Según el estudio, las dos mesetas y los valles de los grandes ríos son los que más han reducido su superficie por el gran desarrollo de actividades agrarias. Por su parte, los bosques autóctonos se han visto reducidos en las franjas cantábrica y atlántica, mientras que en el Mediterráneo ha sido causado por la expansión urbanística.

Árboles y territorios con excelente calidad

En el lado opuesto a las anteriores especies se localizan los pinares. Éstos cuentan con una gran presencia, ocupando “más del 70% de su territorio potencial”. Además, hay que identificar las zonas con un menos interés agrícola o ganadero y donde se hay una menor concentración de la población, puesto que son las zonas con mayor superficie forestal.

Causas

El principal motivo de la falta de bosque en ciertas zonas es la poca cantidad de terreno con gestión planificada. Otras de las causas serían la “ausencia de biodiversidad, la fragmentación y la erosión del paisaje vegetal”. También hay que considerar el factor de protección con planes de gestión, que en nuestro país solamente ocupa el 13% de la superficie.

Futuro

“Si queremos recuperar el medio forestal, hay que impulsar un plan de restauración de con criterios de conservación de la biodiversidad y las investigaciones de adaptación al cambio climático”, indicó Félix Romero, Responsable del Programa de Bosques de WWF España.

Desde la asociación ecologista aseguran que para volver al estado inicial habría que restaurar para 2030 más de dos millones y medio de hectáreas, plantando 2.000 millones de árboles y arbustos. Con ello se invertirían más de 4.000 millones de euros y generaría 150.000 empleos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de