©Ambientum

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica (COP15) ha logrado este lunes, en su jornada de clausura, un acuerdo histórico para revertir la pérdida de biodiversidad. Este acuerdo, llamado oficialmente Marco Global de Biodiversidad Kunming-Montreal, ha puesto fin a casi dos semanas de negociaciones.

La primera fase de la COP15 tuvo lugar del 11 al 15 de octubre del año 2021, en la ciudad china de Kunming. La mayor parte de esta primera fase de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica (COP15) se realizó por videoconferencia, debido a las restricciones provocadas por la pandemia de coronavirus.

La segunda fase se ha celebrado del 7 al 19 de diciembre de este año 2022 en Montreal (Canadá) bajo el lema «Civilización ecológica: construir un futuro compartido para toda la vida en la Tierra».

COP15: proteger el 30% de la biodiversidad para 2030

Según el último informe que nos aporta el Fondo Mundial para la Naturaleza (World Wildlife Fund, sus siglas son WWF), la biodiversidad mundial está en grave peligro. Las especies de fauna salvaje disminuyen a un ritmo alarmante, ya que se han reducido una media del 69% desde el año 1970. Un millón de especies se encuentran en peligro de extinción.

Los gobiernos de 196 países del mundo han alcanzado un consenso con el objetivo de proteger y restaurar la naturaleza. Se comprometen a proteger, al menos, el 30% de la superficie marina y terrestre mundial para el año 2030. Actualmente, están protegidas el 10% de las zonas marinas y el 17% de las zonas terrestres.

Las prácticas destinadas a la acuicultura, la agricultura, la silvicultura y la pesca deben gestionarse de una manera sostenible, respetando la biodiversidad mundial, además de integrar los derechos de las comunidades locales y de los pueblos indígenas.

Los países firmantes tienen el objetivo de recaudar 200.000 millones de euros anuales desde hoy hasta el año 2030 para defender la biodiversidad mundial. Además, se han comprometido a eliminar las subvenciones que no aportan ningún beneficio a la biodiversidad del planeta.

FUENTE: FREEPIK

Metas y objetivos acordados para el año 2030

El plan global adoptado por los 196 países reunidos en Montreal será fundamental para salvar la biodiversidad del planeta. Durante la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica (COP15), se han acordado cuatro objetivos para 2050 y 23 metas para el año 2030.

Las metas más destacadas que han acordado los 196 países firmantes de este acuerdo sin precedentes son:

  • La estrategia «30×30» tiene el objetivo principal de frenar el declive de los ecosistemas, protegiendo el 30% del mar y de la Tierra hasta el año 2030. Para esa fecha, es muy importante que empresas, gobiernos y ciudadanos se unan en torno a este objetivo para conservar los ecosistemas mundiales tal cual los conocemos, además de conservar nuestros medios para la vida.
  • Detener la extinción inducida por los seres humanos de las especies amenazadas conocidas actualmente.
  • Reducir diez veces la tasa de extinción y el riesgo de extinción de todas las especies.
  • Reducción del 50% de pesticidas desde hoy hasta el año 2030, así como disminuir el desperdicio de alimentos a nivel mundial.
  • Aprobación de 200.000 millones de dólares anuales para financiar estas 23 metas. Para los países en desarrollo, se han aprobado 20.000 millones de dólares desde la fecha de hoy hasta el año 2025 y 30.000 millones de dólares hasta el año 2030.
  • Restaurar el 20% de cada uno de los ecosistemas acuáticos degradados, centrándose en aquellos que sean prioritarios.
  • Mitigar el impacto del cambio climático en la diversidad biológica.
  • Reducir al menos un 50% la tasa de introducción de otras especies invasoras.
  • Disminuir al menos dos tercios las sustancias químicas perjudiciales para el medio ambiente, en particular los plaguicidas.

Principales reacciones sobre la cumbre de Montreal

Huang Runqiu, ministro chino de Medio Ambiente que ha presidido la COP15, se mostraba muy orgulloso por alcanzar este acuerdo histórico a favor de la naturaleza:

Este es un momento histórico. Hoy nos acercamos al final de un largo viaje, que ha implicado numerosas reuniones en distintas partes del mundo. Durante este viaje, incluso impulsamos nuestro trabajo en el punto álgido de la pandemia mundial de Covid-19. Ahora, por fin, hemos llegado a nuestro destino.Huang Runqiu

Luis Suárez, coordinador de conservación en WWF España, ha calificado este acuerdo como un hecho histórico:

Lo que se han establecido son objetivos globales. Lo importante es que por fin se habla de una cifra concreta. Que se hable que para 2030 se va a parar y revertir la pérdida de biodiversidad significa que se ha acordado una meta ambiciosa para 2030, algo similar a lo del 1,5 grados del acuerdo de París.Luis Suárez

Alicia Pérez-Porro, coordinadora científica del CREAF, afirma que:

El acuerdo está lejos de ser perfecto y se podría haber beneficiado de más ambición política, pero nada resta importancia al hecho de que ha costado mucho llegar hasta aquí y ahora ya tenemos una hoja de ruta sobre la que trabajar todos en la misma dirección.Alicia Pérez-Porro

Viviana Figueroa, representante del Foro Internacional Indígena sobre Biodiversidad (FIIB), ha declarado lo siguiente:

Ahora reconocen que los pueblos indígenas también pueden contribuir a la conservación de la biodiversidad mundial. Para ellos esto significa un cambio de paradigma. Están reconociendo este importante papel que era invisible.Viviana Figueroa

Vídeo elaborado por cortesía de FRANCE 24 Español.

 

Fuente: Redacción Ambientum



0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments