mari“Este número –ha continuado Ureña- es sorprendentemente elevado y resulta aún más extraordinario si lo comparamos con otras comunidades autónomas caracterizadas por su diversidad, como Castilla y León, que cuenta con 186 especies, pero extendidas en un territorio 3 ó 4 veces superior al de la Comunidad Valenciana”.

Las razones que explican el alto índice están ligadas a la posición estratégica de la Comunidad en el centro peninsular, lo que permite abarcar no sólo una variedad de hábitats considerable, sino también la influencia de varias cadenas montañosas del sur y centro de la península ibérica sobre dichos hábitats. “Nuestra Comunidad debe ser considerada como una región notable de alta biodiversidad de mariposas diurnas”.

Ureña realizó estas declaraciones en la presentación del libro “Mariposas diurnas de la Comunidad Valenciana”, editado por la Consejería de Medio Ambiente e incluido en la colección Biodiversidad. El trabajo ha sido realizado por Sergio Montagud y José Antonio García, de la Fundación Entomológica Torres Sala, con quien la Consejería tiene un convenio para el estudio y gestión de los invertebrados continentales.

“Este libro –ha continuado- constituye un trabajo científico de más de tres años que ha permitido catalogar las 159 especies de mariposas diurnas que se conocen en nuestro territorio y que recopila una amplia información biológica sobre dónde viven, de qué se alimentan, cuáles son sus enemigos o si necesitan medidas de protección”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de