Por E. San Martín
esanmartin@ambientum.com

Enrique Mackay  (Santa Cruz de Tenerife 1876 – Cazorla 1974) se encargó de inventar la reforestación sostenible de los espacios naturales cuando el término reforestación ni siquiera se utilizaba. Al menos de forma extendida.

Por ello, entre los científicos existe un consenso que le coloca el nombre de “padre” de la reforestación. Aunque había nacido en las Islas Canarias, su campo de trabajo, fueron las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

Historia de una pasión

El libro Enrique Mackay: periplo personal y profesional de un Ingeniero de Montes en la primera mitad del siglo XX, presentado por la Fundación Gypaetus, en el que colabora el  Patrimonio Sierra de Segura y la Consejería de Medio Ambiente, cuenta desde una visión muy personal el periplo personal y profesional de este ingeniero de montes que fundó los cimientos de algo tan fundamental, y que se llama, reforestación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de