El árbol tropical más alto del mundo y, posiblemente, la planta con flores más alta, con más de 100 metros de altura, ha sido descubierto en las selvas de Borneo, en la parte malaya de esta gran isla compartida con Indonesia y Brunei.

Científicos de Estados Unidos y Malasia han realizado una novedosa exploración tridimensional del hallazgo extraordinario para comprender mejor cómo crecen los árboles y qué les impide crecer más.

El árbol es una Shorea faguetiana (nombre común Meranti Amarillo), de la familia Dipterocarpacae que domina las selvas húmedas de tierras bajas del sudeste asiático. Los que rompieron récords anteriores en gran parte provienen del mismo género (Shorea) y región. El equipo le ha dado al árbol el nombre Menara, que significa ‘torre’ en malayo.

El árbol se descubre por primera vez por investigadores de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) en el año 2018. El doctor Doreen Boyd utiliza la tecnología LiDAR, donde los impulsos de los láseres se reflejan desde la cubierta y la superficie del suelo.

Investigadores de la Universidad de Oxford, también británica, y los socios luego viajaron al lugar en agosto de 2018 para realizar escaneos en 3D y vuelos con aviones no tripulados de alta resolución, que han producido notables visualizaciones en 3D de este increíble árbol, informa la Universidad de Nottingham.

100,8 metros de altura

Un escalador local, Unding Jami, trepó al árbol en enero de 2019 para medir su altura con una cinta métrica; llegó a 100,8 metros, lo que la convierte probablemente en la planta con flores más alta de la Tierra (superando al poseedor del récord anterior: un eucalipto en Tasmania).

Excluyendo las raíces, Menara pesa 81.500 kilos, o más que el peso máximo de despegue de un Boeing 737-800. Solo el 5% de su masa se mantiene en su corona de 40 metros de ancho, mientras que el 95% está en su tronco.

El tallo es muy recto, con el centro de masa a 28 metros sobre el suelo y solo se desplaza a 0,6 metros desde el eje vertical central, lo que sugiere que el árbol es muy simétrico y está bien equilibrado a pesar de estar situado en un terreno inclinado en un valle abrigado.

El análisis de los científicos sobre la estructura del árbol sugiere que Menara está muy lejos de doblarse por su propio peso, pero puede ser vulnerable al viento. Su ubicación en un valle protegido lo favorece un poco y probablemente lo haya ayudado a crecer hasta alturas tan extremas.

Fuente: EcoAvant,

Artículo de referencia: http://www.ecoavant.com/es/notices/2019/04/descubierto-en-las-selvas-de-borneo-un-arbol-de-mas-de-cien-metros-de-altura-4424.php,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de