La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, destacó ayer que la "escasez de agua lleva a la desigualdad en los países en desarrollo", durante el acto de entrega a Cruz Roja Española de una planta potabilizadora de agua preparada para actuar en emergencias donde no se dispone de agua potable.

En este sentido, aseguró que "los recursos hídricos son la base del desarrollo económico de los pueblos y todo lo que lleve a su calidad es fundamental".

Espinosa expresó la voluntad de su departamento de continuar con el "firme" compromiso de ayuda mutua con Cruz Roja para permitir aumentar la eficacia del trabajo que ambas instituciones desarrollan. "Tienen el más firme apoyo del ministerio", aseguró.

Por su parte, el presidente de Cruz Roja Española, Juan Manuel Suárez del Toro, señaló que "la misión de la institución es defender la vida y la salud y esto siempre tiene que ver con el agua". "El cambio climático tiene implicaciones devastadoras en el tema del agua", dijo.

La nueva planta potabilizadora de ósmosis inversa es una herramienta para hacer frente a situaciones de escasez en zonas de conflicto o de desastres naturales, ya que tiene capacidad para potabilizar 1.000 litros de agua de mar por hora o 3.000 si es agua dulce, y abastecer a entre 1.500 y 4.000 personas por día.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de