Tras las consultas ambientales llevadas a cabo sobre el proyecto "Conducción de la desaladora de Carboneras al Valle de Almanzora (Almería) Fase I" y tras el procedimiento de evaluación preliminar, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino al no observar impactos adversos significativos, ha adoptado la decisión de no someterlo al procedimiento completo de evaluación de impacto ambiental.

Según la Resolución que hoy se publica en el BOE, el proyecto consiste en una modificación al proyecto "Interconexión Carboneras-Cuevas de Amanzora", ya aprobado y con Declaración de Impacto Ambiental publicada en pasado 13 de marzo de 2006.

El objetivo del proyecto es modificar el trazado de la conducción prevista para el transporte del agua desalinizada desde la desaladora de Carboneras hasta la balsa de Venta del Pobre, para el abastecimiento al Valle de Almazora (Almería), de modo que se evite la afección a una zona sensible dentro del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar.

El proyecto, cuyo promotor es la Sociedad Estatal de Aguas para las Cuencas Mediterráneas (ACUAMED), se localiza entre los municipios de Carboneras y Mojácar. Los municipios costeros a los que dotará de recurso hídrico la conducción objetivo del proyecto son: Carboneras, Mojácar, Los Gallardos, Turre, Garrucha, Bédar y Vera.

El proyecto ha sido consultado entre diversas direcciones generales de la Junta de Andalucía y los ayuntamientos afectados, así como con la Secretaría General del Mar del MARM. Las respuestas de dichos organismos, cada uno en el ámbito de sus competencias, indican que este proyecto de modificación no supone impactos significativos sobre el medio ambiente y que, por tanto, no se considera necesario su sometimiento al procedimiento completo de evaluación de impacto ambiental que concluiría con una DIA.

La conducción propuesta atraviesa la Sierra de Cabrera-Bédar (protegido por la Red Natura 2000) en un tramo en túnel y al norte de la misma. El trazado evita la afección a las zonas más sensibles y se considera que las medidas preventivas y correctoras propuestas en el estudio de impacto ambiental son suficientes para garantizar la no afección.

Del mismo modo, no son previsible afecciones ambientales significativas sobre el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. No obstante, se realizará un reconocimiento exhaustivo de la traza antes de comenzar con las labores de desbroce para evitar la afección a algunas especies vegetales como Limonium estevei, Teucrium charidemi y Helianthemun alypoides.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de