Fundación Aquae nos recuerda que cerca del 70% del agua consumida en los hogares españoles (sin jardín) se utiliza en el cuarto de baño, concretamente cuando tiramos de la cisterna (10 litros); al lavarnos las manos o los dientes (1,5 litros al día o 30 litros si no cerramos el grifo); y al ducharnos (100 litros por cada cinco minutos) y bañarnos (150-250 litros).

Consumo de agua en casa

El consumo medio de agua en los hogares españoles es de 132 litros por persona y día, según los últimos datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cada español bebemos una media de 1,5 litros de agua al día; utilizamos entre 6 y 8 litros de agua al día para cocinar; consumimos entre 60 y 100 litros cada vez que ponemos una lavadora; y entre 18 y 50 litros, al poner en funcionamiento el lavavajillas (hasta 100 litros, si fregamos los platos a mano).

Otra actividad que consume un gran volumen de agua es lavar nuestro coche con manguera: unos 500 litros.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una ducha – representa el 34% del consumo de agua en los hogares españoles- debería durar seis minutos, algo que solo cumple el 9% de los españoles (la mayoría tarda más de diez minutos).

En este contexto, la OMS fija en 50-100 litros de agua por persona y día la cantidad necesaria para garantizar que se cubren las necesidades más básicas y evitar preocupaciones en materia de salud.

«Si tenemos en cuenta que cuando dejamos el grifo abierto, en tan solo cinco segundos gastamos un litro de agua y que en una ducha de cinco minutos consumimos lo que bebe una persona durante dos meses, todos deberíamos concienciarnos sobre la importancia de cuidar este recurso, todavía escaso e incluso inaccesible para muchos: el 40% de la población mundial vive en cuencas hidrográficas con estrés hídrico», destaca Mikel de Pablo, responsable de proyectos de Fundación Aquae.

Ahorrar agua con sencillos pasos

Con sencillos gestos en nuestro día a día se puede conseguir un ahorro sustancial en el consumo de agua: dúchate en vez de bañarte; reduce el tiempo de tu ducha a 5 minutos (ahorrarás 100 litros de agua); cuando te laves los dientes utiliza un vaso de agua; evita utilizar el inodoro como una papelera; compra electrodomésticos e inodoros eficientes; y utiliza perlizadores o reductores de caudal, que permiten ahorrar hasta el 50% de agua del grifo y la ducha.

«En 2050, año para que el se prevé que la demanda de agua aumente un 55%, se espera que 240 millones de personas permanezcan sin acceso a agua limpia, y 1.400 millones, sin acceso a servicios básicos de saneamiento. Y todo esto a pesar de los esfuerzos que se están realizando a nivel mundial para hacer frente a esta escasez», subraya De Pablo.

En este contexto, Fundación Aquae impulsa proyectos centrados en buscar soluciones a los retos del agua, como ‘Agua limpia y saneamiento en la Amazonía peruana’, puesto en marcha en 2014 de la mano de UNICEF y con la colaboración del Gobierno peruano.

Hasta la fecha, se han construido letrinas ecológicas; se han impartido cursos de formación en hábitos de higiene; se han instalado nuevos sistemas de potabilización del agua; y se han creado sistemas de recogida de agua de lluvia, mejorando así la gestión de aguas residuales. Acciones que han mejorado considerablemente las condiciones de vida de 5.000 familias de 15 comunidades rurales de esta zona de Perú.

Fuente: Fundación Aquae,