Esta iniciativa es resultado del acuerdo de colaboración alcanzado entre la fundación medioambiental Ecopilas, dedicada a la recogida selectiva y el reciclaje de pilas y acumuladores usados, y ECOSIGG, Sistema Integrado de Gestión Global que da cobertura y respuesta al tratamiento medioambiental de todos los residuos que se generan en los talleres de automóviles.

Hasta ahora, la recogida selectiva de esta clase de residuos era responsabilidad exclusiva de los talleres, que los depositaban en los contenedores adecuados fuera de sus instalaciones. A partir de ahora, Ecopilas controlará este flujo de residuos desde su origen, garantizando la recogida y el adecuado tratamiento medioambiental de las pilas y acumuladores usados procedentes de los talleres adheridos a la red de ECOSIGG.

ECOSIGG cuenta con el respaldo de una red de 10.000 talleres de automóviles, la mayor de España, agrupados en FACONAUTO (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción) y GANVAM (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios).

Ecopilas instalará en los talleres contenedores adecuados para depositar las pilas y baterías usadas tanto en las labores de reparación y mantenimiento de los vehículos como en el consumo particular. Posteriormente, ECOSIGG recogerá estos residuos, junto al resto de los generados en una instalación de este tipo, y los trasladará a puntos de almacenamiento temporal. Ecopilas se encargará de su retirada de estos puntos y de su transporte a plantas de tratamiento autorizadas.

De este modo, la fundación cumple con las obligaciones de retirada de pilas y baterías usadas atribuidas al productor y recogidas en el Real Decreto 106/2008, que regula la gestión ambiental de estos residuos en nuestro país. Por su parte, los talleres dispondrán de una solución medioambiental que garantiza la trazabilidad del residuo desde su depósito en el contenedor Ecopilas hasta la entrada en la planta.

Según destaca José Pérez, presidente de la fundación Ecopilas, "con acuerdos como este, sumamos a los talleres al correcto tratamiento de las pilas y baterías usadas, garantizando la trazabilidad del residuo desde su origen, y acercamos y facilitamos la labor del reciclaje  al usuario final. Todos ellos factores esenciales para cumplir nuestro objetivo social de aumentar el volumen de estos residuos recogidos y tratados responsablemente cada año".

Desde la entrada en vigor del RD 106/2008, Ecopilas ha recogido y reciclado un total de 10.000 toneladas de pilas y baterías usadas, superando cada año la cifra de residuos gestionados el ejercicio anterior. Solamente en 2012, la fundación ha retirado, a través de los 25.000 puntos de recogida propios desplegados en toda España, 3.007 toneladas, el equivalente al 36% de las puestas a la venta por los fabricantes ese año -frente al 34% registrado en 2011. Con esta cifra, Ecopilas ha superado un año más el objetivo obligatorio del 25% anual que establece la ley.