Asimismo y, aunque aún no se dispone datos globales actualizados, en el día a día se va detectando un incremento en el consumo de bolsas de papel en todo tipo de comercios.

Los comerciantes y las administraciones son conscientes de las ventajas de la opción papel, y las iniciativas para pasarse a la bolsa de papel se suceden y multiplican, en línea con los objetivos y recomendaciones del Plan Nacional Integrado de Residuos 2008-2015 (PENIR) que plantea la sustitución "de materiales no biodegradables por otros de mayor biodegradabilidad y reciclabilidad, etc. y en particular la sustitución de las bolsas de plástico de un solo uso no biodegradables por bolsas de material biodegradable".

Como consecuencia de las recomendaciones del PENIR, se han desarrollado y se están desarrollando numerosas campañas en este sentido, en las que colaboran las administraciones locales y regionales, los comerciantes, las asociaciones de vecinos, las Cajas de Ahorros…

Varias iniciativas contra las bolsas de plástico

Un buen ejemplo podría ser la campaña "Villarrobledo un día sin plástico. ¡Este es tu papel", en la que el Ayuntamiento repartió a los comercios más de 25.000 bolsas de papel de dos tamaños, con la colaboración de la Diputación Provincial de Albacete, la Caja de Castilla La Mancha y la Asociación de Comerciantes de la localidad. En la campaña participaron 10 medianas y grandes superficies de alimentación y 115 pequeños comercios.

Asimismo, en Gran Canaria, se desarrolló una campaña en la que se repartieron 20.000 bolsas de papel entre las diferentes ferias comerciales de la Mancomunidad del Norte, con el slogan "El Norte para todo: y al alcance de tu mano" y con el objetivo de reducir el uso de bolsas de plástico de un solo uso. La campaña contó con la colaboración del Gobierno de Canarias, Caja Canarias, la Federación de Empresarios del Norte y la Cámara de Comercio de Las Palmas.

También el Ayuntamiento de Málaga aprobó por unanimidad una moción destinada a impulsar la sustitución de las bolsas de plástico por bolsas de papel reciclado o biodegradables en los mercados municipales y mediante la firma de convenios con los pequeños comercios.

Otro ejemplo es la campaña del Ayuntamiento de Mieres, en la que también están involucradas las asociaciones de vecinos y en las que se repartieron en los comercios 4.000 bolsas de papel con lemas en asturiano como "Tú qué faes pa cuidar el mundo?" La campaña tiene un doble objetivo: medioambiental y cultural de fomento de la lengua para conseguir que las compras en el municipio sean cada vez más ecológicas y más asturianas.

SOGAMA, la Sociedad Galega do Medio Ambiente ha protagonizado también diversas iniciativas en esta línea como la campaña con la fundación Santiago Centro "O medio ambiente è todo. Por un comercio responsable", en la que se han repartido 40.000 bolsas de papel reciclado entre las personas que han realizado compras en la zona, buscando alternativas más ecológicas a la bolsa de plástico.

También Caixa Galicia ha sustituido las 10.000 bolsas de plástico que venía utilizando anualmente en sus oficinas por bolsas de papel con certificación forestal.

La bolsa de papel

En todas estas  campañas, la bolsa de papel -natural, renovable, reciclable y biodegradable- representa el compromiso medioambiental y es a la vez vehículo perfecto para todo tipo de mensajes, eslóganes, marcas… por su atractivo. En este sentido cabe mencionar también la campaña medioambiental del Ayuntamiento de Santander "Cambia tu mundo, cambia tus bolsas", en colaboración con la Cámara de Comercio y la Obra social de Caja Cantabria.

Esta campaña de recogida de bolsas de plástico se comprometía a la donación de un euro a distintas ONG de la ciudad por cada 20 bolsas de plástico entregadas por los consumidores, quienes recibían como regalo una bolsa de papel diseñada por el modisto cántabro Ángel Schlesser.

Esta capacidad de la bolsa de papel de aunar su carácter ecológico, su utilidad como envase y su atractivo como soporte publicitario ha inspirado además varias iniciativas en las que el coste lo sufragan los anunciantes, de modo que los comerciantes pueden ofrecer gratuitamente bolsas de papel a sus clientes.

Es el caso de la campaña realizada por Bolsalea en Alicante o por Publifarmacia en Badajoz. Otra iniciativa de este tipo que está obteniendo también gran éxito es Publipán, con implantación en Madrid, Cataluña, Valencia, Andalucía, Baleares, Canarias, Galicia, Castilla y León, Extremadura…

La bolsa de papel se lleva. Tanto es así que Loewe ha diseñado para esta primavera el bolso Papelle, inspirado en las tradicionales bolsas de papel, una interpretación sorprendente de un elemento cotidiano y natural.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de