Según datos de Bruselas, la población mundial sumará los 9.000 millones de personas de aquí a 2050, cuando la demanda de alimentos y piensos crecerá un 70 por ciento. Con estas cifras, el Ejecutivo comunitario considera necesario revisar las pautas de consumo y de producción para "un uso más sostenible de los recursos".

En concreto, la Comisión pregunta a los grupos de interés cómo creen que se pueden mejorar las políticas que afectan al diseño de productos, reciclado y gestión de residuos, y también cuál es su opinión sobre estimular la contratación pública con empresas que ofrezcan "soluciones respetuosas con el medio ambiente".

Otras ideas sobre las que Bruselas quiere conocer la opinión de los europeos se refieren a acciones para reducir la huella medioambiental de empresas y organizaciones y a medidas para reducir el impacto en el entorno de los productos.

La Unión Europea cuenta desde 2008 con un plan de acción para un consumo, una producción y una política industrial sostenibles que prevé medidas para animar al consumo de artículos respetuosos con el medio ambiente y para mejorar las prácticas más ecológicas.

Bruselas prevé utilizar los resultados de esta nueva consulta pública para animar el debate y presentar iniciativas concretas de aquí a finales de año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de