Con el desarrollo del nuevo plan, que ya está en la fase de información pública, las emisiones de gases de efecto invernadero se reducirán un 50% en el periodo 2010-2019 respecto a las emisiones actuales a través de la valorización material y energética de estos residuos.  El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, destacó "la importante contribución en la lucha contra el cambio climático que supone una correcta y eficaz gestión de los residuos, rentabilizando y ampliando su aprovechamiento integral y minimizando su eliminación". 

La rebaja de emisiones se logrará potenciando el aprovechamiento del biogás de vertedero, aumentando los porcentajes de reutilización de materiales, reduciendo los residuos depositados en vertedero y valorizando al máximo los mismos. Díaz Trillo sostuvo que "la correcta gestión de los residuos es la  mejor expresión del nuevo modelo de desarrollo que queremos para el futuro, un exponente claro de cómo se puede generar una actividad económica, que cree riqueza y empleo, y aporte un beneficio directo al medio ambiente y a la sociedad".

El titular de Medio Ambiente aseguró que "con el nuevo plan queremos situar a nuestra comunidad a la vanguardia en gestión de residuos, apostando por factores como la innovación, la tecnología y la investigación que nos permitan seguir rentabilizando estos residuos y mejorando la calidad ambientad en nuestra comunidad".

El nuevo plan movilizará una inversión estimada en 2.000 millones de euros

El plan, que se encuentra en información pública y prevé su aprobación antes de final de año, movilizará una inversión estimada de 2.000 millones de euros en los próximos 9 años. Entre sus principios rectores destaca la aplicación del principio de jerarquía en la gestión que, en primer lugar, aboga por la reducción en la generación de residuos y también por la prevención, además de apostar por la minimización de su depósito, la transparencia de precios, el acceso a la información y la participación ciudadana y la mejora permanente en la gestión de estos materiales.  Para profundizar en la prevención,  la Consejería promoverá acuerdos voluntarios con las empresas y gestores para el desarrollo de programas de I+D+I, además de crear una Oficina Andaluza para el fomento del uso de materiales reciclados.

El plan contempla el desarrollo de dos programas transversales: uno de seguimiento y control a través del refuerzo de las medidas de vigilancia sobre la producción y gestión de residuos; y otro programa de concienciación, tendente a fomentar la educación, la sensibilización social y la participación pública.

El anterior Plan superó las previsiones iniciales

El responsable andaluz de Medio Ambiente alabó  "el alto grado de cumplimiento" del  anterior Plan de residuos desarrollado hasta 2008, subrayando que "ha superado sus previsiones iniciales, como demuestra el avance en la recogida selectiva, con más contenedores por habitante en Andalucía que la ratio recomendada y que nos ha permitido alcanzar, por ejemplo,  el 110% de nuestro objetivo en reciclaje en vidrio y el 98% en papel".

El plan anterior permitió también la consolidación de una estructura regional de centros especializados en el tratamiento de estos residuos, con la construcción de 117 nuevas instalaciones, que ha supuesto un gran avance en el tratamiento integral de los residuos y en la   eliminación de vertederos incontrolados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de