La nueva normativa está basada en la misma filosofía que la del año pasado y, en ese sentido, es continuista; aunque introduce modificaciones que persiguen un mejor logro del objetivo general: que la norma contribuya a la recuperación del salmón en Asturias.

Una vez concluida la temporada, la Consejería ha valorado muy positivamente los esperanzadores resultados conseguidos para mantener el mayor número posible de reproductores  en los ríos y se ha mostrado satisfecha con el funcionamiento de la norma que la ha regido, por lo que la única opción que ha manejado ha sido la de dotar de continuidad en el tiempo a las medidas adoptadas, profundizando en la idea de que los pescadores se conviertan en agentes activos de la recuperación del llamado rey del río.

Pesca del salmón  y de la trucha

En este sentido, en lo que se refiere a la pesca del salmón, las principales novedades, que pretenden una mayor operatividad de la norma y una adaptación a algunas circunstancias concretas de este año. 

Por otra parte, en el campo de la pesca de la trucha, se produce una novedad muy significativa al incorporar como día hábil para la pesca sin muerte los lunes, excepción hecha de los tramos de los ríos declarados salmoneros o de aguas de alta montaña.

Igualmente, y por lo que se refiere al sistema de elección de cotos de salmón, la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras ha dictado una instrucción para arbitrar un sistema de elección a dos vueltas que pretende un reparto más equilibrado de los cotos entre los pescadores solicitantes. 

A la vista del número de solicitudes de cotos de salmón que han participado en el sorteo, 1.899, cada solicitud podrá acceder a un máximo de dos cotos, de los cuales uno de ellos podrá ser de pesca con todos los cebos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de