Un equipo formado por 22 científicos de varios países han calculado que los incendios forestales liberan a la atmósfera el equivalente al 50% del dióxido de carbono (CO2) causado por la quema de combustibles fósiles. Ello significa que sus efectos sobre el cambio climático han sido subestimados, aseguran estos expertos. Por ello, piden, en un estudio publicado en la revista "Science", que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, sus siglas en inglés) tenga en cuenta este dato en sus informes y modelos del clima.

"Se calcula que la deforestación provocada sólo por los incendios intencionados representa una quinta parte del efecto invernadero de origen antropogénico y ese porcentaje puede aumentar", señala uno de los autores del estudio, Thomas Swetnam, de la Universidad de Arizona (Estados Unidos). El fuego constituye "un catalizador primario del cambio climático global", afirma Swetnam, apunta que la investigación también pretende alertar a los científicos para que investiguen y evalúen mejor los efectos de los incendios sobre el planeta.

A raíz de estos estudios, se ha desarrollado un ingenioso sistema que localiza el incendio a partir de 20 m2 y da el aviso, reduciendo la extensión de los mismos, acortando el número de horas que éste está activo, evitando así la liberación de CO2 producido por el incendio.

Se llama DETRIPS INCENDIOS, y es un sistema de Detección En Tiempo Real de Incendios forestales por Satélite, diseñado por un cántabro Antonio Lago.

La clave de DETRIPS INCENDIOS: Detección instantánea

El sistema controla la temperatura del suelo, explica Lago. Si detecta un cambio brusco, es decir, que en poco tiempo sube treinta o cuarenta grados, es que ahí pasa algo y avisa. Inmediatamente acude al mapa político, para ver dónde se ha producido, y luego pasa al mapa físico para comprobar qué terreno es el afectado. Al instante, DETRIPS INCENDIOS da aviso a la persona o servicio que debe intervenir para que ponga en marcha el operativo anti incendios.

Esta instantánea de detección del fuego y la rápida intervención, reducen los riesgos de daños, ahorran superficie quemada, horas de trabajo combatiendo las llamas y disminuyen la contaminación atmosférica como se ha comentado anteriormente.

Una vez se produce el aviso, Antonio solo necesita un número de teléfono para avisar al municipio de lo que está ocurriendo

Implantando en varios municipios de la Península,  ya ha demostrado el éxito de su funcionalidad: la rapidez de aviso de localización antes que cualquier otro medio.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de