Parque Nacional Torres del Paine (Chile)

He tenido la suerte de recorrer maravillándome de los procesos evolutivos que han sufrido las especies con el fin de adaptarse a su medio, como las iguanas marinas y las tortugas gigantes de las islas Galápagos en Ecuador, o los hermosos y coloridos plumajes de los guacamayos rojos y picos de los tucanes del Pantanal en Brasil, así como las esbeltas vicuñas del altiplano boliviano. 

Pero sin duda, uno de los animales más esquivos y más difíciles de localizar es el puma (Puma concolor), donde pude encontrarlo y fotografiarlo al sur de Chile, en el Parque Nacional Torres del Paine, uno de los parques más asombros de Sudamérica. 

Tengo que confesar que ha sido una de las experiencias fotográficas más satisfactorias, ya que no es muy común poder verlo y no hay agencias turísticas, así como en África, que se dediquen al avistamiento del puma.

Tras una hora de búsqueda a pie, junto con un guardaparque,  lo avistamos escondido tras un matorral y pude realizarle alguna fotografía justo cuando decidió salir de su escondite. Si no se tiene conocimiento del terreno ni de los hábitos del puma, puedes estar a menos de 5 metros y no tener constancia de su presencia. 

Por suerte, el puma que localizamos tenía una presa de guanaco escondida y sabíamos que rondaría por la zona durante varios días, así que en una de las ocasiones, montamos un hide (escondite) justo al lado del cuerpo del guanaco, su presa, esperando que al atardecer apareciera de nuevo el felino, y así fue.

Puedes obtener más información acerca de mi trabajo en mi página web www.naturalezavision.net o en mi página de Facebook www.facebook.com/naturalezavision.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de