El documento de BirdLife destaca cinco temas clave para la presidencia española de la UE en materia de política ambiental.

El 2010 es el Año Internacional de la Diversidad Biológica, y según esta organización, la Unión Europea tiene que adoptar un nuevo plan de acción para la conservación de la biodiversidad, con objetivos creíbles y ambiciosos para 2020, que lidere las negociaciones internacionales que se van a desarrollar este año, y que culminarán en la Asamblea General de Naciones Unidas y la Conferencia Mundial de Nagoya (Japón) el próximo mes de octubre.

Otro tema clave es que la Unión Europea debe, además, contribuir de manera justa y decidida a financiar la lucha contra el cambio climático, priorizando la protección de los bosques tropicales frente a la deforestación.

Por otro lado, BirdLife confía en que la Comisión Europea proponga y adopte unos criterios sólidos de sostenibilidad para el uso y producción de biocombustibles.

Además debe existir un debate abierto y transparente sobre el futuro del presupuesto comunitario, en línea con las prioridades ambientales y en particular la lucha contra el cambio climático y la conservación de la biodiversidad.

El último de los temas importantes es que la Comisión Europea proponga con urgencia un plan de acción para las aves marinas, de forma que se reduzca significativamente el impacto de la pesca sobre las especies amenazadas.

Además el documento recoge una serie de propuestas concretas como el plan de rescate de la biodiversidad, la Red Natura 2000 terrestre y marina, el Cambio climático: de la negociación a la acción, las energías renovables sostenibles, un presupuesto moderno, reconstruir la PAC para afrontar nuestros desafíos globales, salvaguardar los mares y su biodiversidad y mantener los ecosistemas acuáticos saludables.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de