Al menos 18 personas han muerto desde finales de diciembre a causa de las lluvias torrenciales que afectan a varias regiones de Mozambique.

La agencia misionera de noticias MISNA ha informado que en la provincia de Manica (centro) se han registrado 16 víctimas mortales. Los otros dos fallecidos han sido localizados en las provincias de Sofala (también en el centro) e Inhambane (sur).

Además, miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus casas después de tres semanas de torrenciales lluvias en todo el país. Diversas carreteras, en particular en las provincias del sur, han quedado cortadas por el desborde de ríos y torrentes, lo que ha dejado aislados a decenas de pueblos.

El año pasado, las inundaciones en Mozambique afectaron a más de 170.000 personas en las provincias de Manica, Sofala, Tete y Zambezia, y destruyeron más de 2.000 viviendas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de