La Entidad

Triodos Bank financia únicamente sectores sostenibles y de la economía real, que además de ser rentables benefician a las personas y el medio ambiente: energías renovables, agricultura ecológica, bioconstrucción, turismo sostenible, actividades culturales, educación, cooperación al desarrollo, organizaciones de apoyo a personas con discapacidad o a grupos en riesgo de exclusión social, etc. Triodos Bank comunica de forma transparente los proyectos y empresas que financia, a través de la página web, el boletín electrónico y la revista trimestral.

La entidad cuenta con más de 225.000 clientes y una cartera de más de 12.000 inversiones con alto valor social, cultural o medioambiental. Tiene sucursales en los Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, España y Alemania, y está presente en más de 38 países de África, Asia, América Latina y Europa del Este a través de sus fondos de inversión y microcréditos.

La entidad ha tenido un crecimiento del 25% en 2008 y del 13% en el primer semestre de 2009. Recientemente, el banco ha incrementado su capital social en 102 millones de euros y ha cerrado su emisión internacional de capital social antes de lo previsto, debido al exceso en la demanda de suscripción por parte de inversores responsables.

A nivel nacional, cuenta con 20.000 clientes y una tasa de crecimiento del 23% durante el primer semestre de 2009, y cuenta con delegaciones territoriales en Madrid, Cataluña y Baleares, Andalucía y Castilla y León, a las que se une ahora la Comunidad Valenciana. 

“En Triodos Bank continuamos acercando nuestro modelo de banca ética y sostenible a aquellas personas que quieren saber qué hace el banco con su dinero”, explicó Esteban Barroso, director general de Triodos Bank. La crisis financiera no ha afectado a la entidad, que continúa creciendo en toda Europa. “Nuestro negocio se basa en la transparencia, la financiación directa a proyectos y empresas sostenibles de la economía real, la relación cercana con nuestros clientes y la experiencia en los sectores vinculados a la sostenibilidad en los que invertimos”, explica.

Gran interés por la banca ética en la Comunidad Valenciana

Cerca de 5.000 personas son clientes o están en proceso de ser clientes en Castellón, Valencia y Alicante. Triodos Bank ha financiado en la Comunidad Valenciana proyectos de energías renovables como Biotectura (Vall d´Uixó, Castellón), iniciativas de agricultura ecológica como Intereco, la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (Valencia) y Herbes del Molí (Benimarfull, Alicante), asociaciones de inserción social como Mariola Sorells (Valencia) y Los Arcos de Altea (Altea, Alicante).

“Aunque ya estábamos operativos en la Comunidad Valenciana desde 2004, hemos decidido tener presencia física para acercarnos a las miles de personas se han interesado ya por el modelo de banca que propone Triodos Bank. Además, existen multitud de proyectos y empresas que han contado con financiación del banco en la región, en sectores sostenibles y con gran potencial de crecimiento”, expresó el director general de Triodos Bank.

Cualquier persona, empresa o institución puede ser cliente de Triodos Bank y operar con el banco desde cualquier lugar de España a través de teléfono, Internet y correo postal. La elección de esta nueva delegación territorial responde, según Barroso, “al interés y las grandes oportunidades de negocio que existen en la Comunidad Valenciana, tanto en inversión como en el número de personas e instituciones que buscan un modelo bancario más sostenible”.

Por su parte, el nuevo director territorial de Triodos Bank, Santiago Benlliure, añadió que “con esta delegación se cubre la necesidad de contar en Valencia con la presencia de una institución financiera como Triodos Bank, con un compromiso claro con el bienestar de las personas y el cuidado del medio ambiente”. Benlliure expresó que “en la Comunidad Valenciana existe una preocupación clara por los temas sociales y medioambientales en los que trabaja Triodos”. El 46,6% de la cartera de préstamos del banco en 2008 estaba dirigida a empresas y proyectos del sector medioambiental: agricultura ecológica, energías renovables, conservación de la naturaleza, etc. Por su parte, el 36,7% de la cartera crediticia engloba a actividades del sector social, como la cooperación al desarrollo o el Comercio Justo, los centros especiales de empleo, la integración social y la asistencia sanitaria, entre otros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de