La puesta en marcha de la nueva Directiva Europea de uso sostenible de plaguicidas de aplicación para los países de la UE, publicada en Noviembre de 2009 y que ha entrado en vigor el 1 de enero de 2010, creará situaciones puntuales de inquietud e incertidumbre, debido a que se plantean escenarios complejos con soluciones complicadas a corto plazo, posiblemente con un costo alto a veces no asumible por el productor. Esta es una de las principales ideas expuestas por Alejandro Rodríguez Barea, Presidente del 11º Symposium Nacional de Sanidad Vegetal, que ha sido organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental (COITAND), en la rueda de prensa de presentación del evento que tendrá lugar los días 27, 28 y 29 de enero en el Hotel Meliá Lebreros de Sevilla.

La Directiva creará situaciones complejas en el campo debido a una serie de prohibiciones como las pulverizaciones aéreas, así como el uso de fitosanitarios en parques, jardines y zonas deportivas. Además, contempla la desaparición de un número importante de materias activas, el desarrollo de la Gestión Integrada en determinados cultivos, etc.

El programa se distribuye en dos días y medio. El primer día (27 de enero) el Symposium estará dedicado a la exposición y desarrollo de los temas más importantes de la Directiva, la protección de la salud humana en el nuevo marco legislativo, los planes nacionales de acción, la gestión integrada y un largo etcétera. El segundo día (28 de enero) se tratarán temas más técnicos como la “verticilosis del olivo”, la seca de los quercus en Andalucía, aplicaciones técnicas de confusión sexual, entre otros. El último día, 29 de enero, los ponentes magistrales versarán sobre la estadística de productos fitosanitarios, otros medios de defensa, reflexiones desde Bruselas sobre la agricultura actual y su futuro, la medicina de los vegetales y el técnico ante el asesoramiento en el uso de fitosanitarios.

La Secretaria General del Medio Rural y la Producción Ecológica de la Junta de Andalucía, María Isabel Salinas García, para quien el próximo Symposium Nacional de Sanidad Vegetal se produce en un momento muy adecuado ofreciendo, además, un programa de lujo debido a la alta calidad de los ponentes, ha comentado que la reciente aprobación de la nueva Directiva y el nuevo Reglamento de Comercialización de Fitosanitarios preocupa, sobre todo, por las incertidumbres que plantea. “La idea de homologar y simplificar la situación agraria de todos los países miembros de la Unión Europea (UE), no tiene en cuenta la especificidad de los cultivos de cada país ni de cada de región. Aunque desde Andalucía no hacemos una defensa acérrima del uso de los fitosanitarios, no se puede eliminar el 50% de los mismos de una vez. Es más, nuestra región tiene mucho que decir y, de hecho, somos líderes a nivel europeo en producción ecológica. Esperamos, pues, que a través de este interesante encuentro los expertos aporten luces a este tema y expliquen los beneficios o perjuicios de la nueva normativa”.

La solución, no obstante, para María Isabel Salinas, puede pasar por “establecer un grupo permanente que detecte los problemas y agilice los trámites con el fin de tener una gestión adecuada del uso de los fitosanitarios, sin olvidar una constante investigación sobre la aplicación de los mismos”. Asimismo, según la secretaria general del Medio Rural y la Producción Ecológica, desde el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de la Junta de Andalucía, se está trabajando para adaptar el Plan de Acción Nacional, que debe hacer cada país miembro de la UE, a las circunstancias concretas de nuestra región. Éste puede durar unos tres años, mientras se elabora y se aplica.

María Isabel Salinas ha concluido su intervención con optimismo y asegurando que “la colaboración entre la Administración andaluza y el Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental, es un claro ejemplo de la unión de esfuerzos en un marco, el Symposium, que va adquiriendo cada año más importancia”.

Por su parte, Jaime de Vicente, Director de la Fundación Caja Rural del Sur, ha destacado que “dentro del amplio abanico de acciones multidisciplinares que lleva a cabo en su entorno de actuación, la Fundación Caja Rural del Sur presta una especial atención al apoyo y promoción del sector agrario, entendiéndolo como uno de los principales sustentadores de la actividad económica del país. En esta línea de actuación, mantiene estrechas relaciones de colaboración con las entidades y colectivos más representativos del mundo rural andaluz”. Por ello, la Fundación Caja Rural del Sur ha entendido de obligado apoyo la iniciativa del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental, -honrándose en su patrocinio-, para dedicar el 11º Symposium de Sanidad Vegetal a un tema tan trascendente como el “Uso sostenible de los Fitosanitarios”, de capital importancia no solo para el colectivo profesional implicado sino para toda la sociedad en su conjunto.

Por último, Antonio Vergel, Presidente del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental (COITAND), ha abogado por una mayor profesionalización del sector agrícola como la única solución de hacerla más sostenible, competitiva y con una mayor garantía alimentaria, donde cobra un protagonismo especial el papel del Ingeniero Agrícola como asesor de la gestión integrada de las explotaciones. A su juicio este papel debe ser apoyado por las administraciones públicas y privadas.
 
Durante estos últimos años, los sistemas de producción agrícolas han evolucionado hacia una tendencia más respetuosa con el medio ambiente, reduciéndose de manera notable el número de materias activas utilizadas. La tendencia actual es seguir reduciendo estas materias, dejando las más respetuosas con el hombre y el medio ambiente. En ese sentido, la investigación de la industria está dirigida a poner en el mercado productos menos agresivos para el medio ambiente y con el perfil toxicológico más bajo, que afecten menos a la fauna axiliar. En ese sentido, el COITAND demanda implementar la Medicina de los Vegetales, pues cada vez habrá más dificultad para obtener productos de calidad, con cualidades organolépticas óptimas, con una garantía alimentaria adecuada y a unos precios competitivos. Estos sólo podrán obtenerse si la producción está asesorada por un profesional cualificado y ese profesional se encarna en el Ingeniero Agrícola.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de