Activistas frente a cazadores
Activistas con silbatos frente a cazadores

Finalmente, alrededor de 240 activistas se enfrentaron a las escopetas de los 870 cazadores que participaban en el torneo. Tod@s l@s activistas consiguieron sabotear la caza de las cuadrillas a las que siguieron. Aunque se consiguieron salvar 26 zorros, los cazadores acabaron con la vida de 43 ejemplares.

Por tercer año consecutivo, activistas de Equanimal llegados de todas partes del territorio, se dieron cita el pasado sábado 24 de enero para sabotear el Campeonato anual de Caza del Zorro que este año se celebró en la localidad de Rodeiro (Pontevedra)

Los activistas, armados tan solo con silbatos y megáfonos, siguieron a las distintas cuadrillas de caza para hacer el máximo ruido posible alejando a los zorros de las escopetas de los cazadores. Una actividad lícita y pacífica que permitió salvar las vidas de algunos de los animales.

El video del sabotaje:

A las 6 de la mañana se organizaron en grupos preparados para salir detrás de cualquier coche de cazadores que se dirigiera a las zonas de batida.

Saboteados por la Guardia Civil

Las autoridades intentaron sabotear la protesta de Equanimal, cuando los coches de los cazadores comenzaban a salir en dirección al monte y los activista emprendían su seguimiento, la Guardia Civil los detuvo para identificarlos, intentando con ello retrasar la salida y perder a los cazadores. A pesar de ello, todos los activistas encontraron cuadrillas de cazadores a los que “perseguir”.

Los propios cazadores intentaron también evitar la persecución dirigiendo a los activistas hacia “trampas” de barro, pero finalmente no lo consiguieron, alguno incluso, quedaron atrapados en sus propias “cepos de barro”.

Varios cazadores se resignaron y ni intentaron ponerse a cazar, pero otros, llegaron a empujar, insultar y amenazar a los activistas, hasta que un equipo de TVE se presentó en la zona, es entonces cuando las cosas se calmaron.

¿Perros de caza maltratados?

Los activistas alarmaron además del pésimo estado de los perros de caza, que se encontraban en un estado escuálido, sucio y enfermo, además del trato inadecuado que se les estaba dando. Ante las preguntas de los periodistas sobre el trato que daban a sus perros, la respuesta de los cazadores fue que no los maltrataban ya que les daban de comer todos los días.

A las 13:30 h, los de Equanimal se reunieron de nuevo en Rodeiro para realizar una concentración en el punto en el que se celebraba “La fiesta de la caza”. En ese momento, un activista se disfrazó de “Sabi, el zorro saboteador” e hizo acto de presencia, portando una pancarta en la que se leía, en castellano y gallego: Los cazadores han matado a mi familia.

Para dar fin a la concentración, dos activistas de Equanimal leyeron sendos manifiestos en contra de la caza.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de