Por ello, la Fundación para la Investigación y el Desarrollo Ambiental -FIDA– va a poner en marcha este proyecto de sistema de gestión ambiental específico y adaptado a los campos de golf denominado Biogolf, que contempla la elaboración de una guía de ecoeficiencia y de fomento de la biodiversidad para que los campos puedan implementar medidas de sostenibilidad.

Introducción de especies autóctonas

Entre las medidas concretas que se propondrán a los campos de golf destaca la optimización del uso de los recursos hídricos mediante instalación de riego avanzados o plantación de césped con poco requerimiento hídrico. Veintidós campos de golf de la región están ya adheridos al Plan de reutilización de Agua del Canal de Isabel II, y otros 14 se encuentran en proceso de solicitar su incorporación.

Para potenciar la biodiversidad de estos espacios, la Comunidad promoverá la plantación de especies de flora autóctona señalizando adecuadamente su nombre científico para fomentar al mismo tiempo la educación ambiental. También se introducirán anfibios y reptiles acuáticos autóctonos en los puntos de agua del campo, se crearán nuevos puntos de agua y se instalarán cajas nido para aves insectívoras que se encarguen del control natural en estas instalaciones.

Por último, se promoverá que los campos de golf realicen mejoras paisajísticas y ecológicas como restauración de zonas de interés, y un correcto mantenimiento de las masas forestales, estanques, lagos, lagunas, ríos y humedales en general. Madrid se va a convertir con estas medidas en la primera región en desarrollar estrategias y acuerdos de custodia del territorio mediante acuerdos voluntarios con los gestores de campos de golf, recurso establecido en la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

Potenciar la biodiversidad

También como prácticas sostenibles se implantarán políticas de ahorro energético potenciando las energías renovables, se minimizará el consumo de sustancias químicas como fertilizantes, se reducirá la producción de residuos y se fomentará el reciclaje. Cinco campos de golf de la región van a implantar Biogolf como proyecto piloto. Serán campos con características diferentes como Las Lomas Bosque en Villaviciosa de Odón, La Herrería en San Lorenzo de El Escorial y el Club de Golf Aranjuez.

Gracias a este proyecto piloto, se obtendrá toda la información con la que será posible elaborar una guía de ecoeficiencia y fomento de la biodiversidad que recoja todas las recomendaciones para que puedan implantarlas los campos de golf que hay en la región. Estos sellos de Biodiversidad y Ecoeficiencia servirán como un aliciente para los jugadores, y un plus de valor comercial y competitivo para los gestores de los campos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de