Los proyectos tratan sobre la gestión de rapaces necrófagas en el Pirineo, la observación de la migración de aves en la vía atlántica, la recuperación de la fauna salvaje, la gestión de la pesca, y la restauración de hábitats del visón.

El coste total de los proyectos en la Comunidad Foral asciende a cerca de 4,4 millones de euros, de los que 2,7 millones son aportados por la Unión Europea, a través de las ayudas FEDER, y 1,6 millones por el Gobierno de Navarra.

La finalidad del proyecto NECROPIR es la gestión conjunta de las rapaces necrófagas en el Pirineo. Esta iniciativa está incluida en el Programa Operativo de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra para el período 2007-2013.

El proyecto LINDUS, incluido también en el Programa Operativo de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra, tiene por objeto desarrollar una experiencia común de estudio de la migración postnupcial de aves en la vía atlántica, así como la recogida de datos, su análisis y su difusión a escala local, nacional y europea.

Otro proyecto financiado por el gobierno navarro es FAURECO, cuyo principal objetivo es conseguir un desarrollo técnico y una proyección social de los centros de recuperación de fauna de Ilundáin (Navarra), Arrano Etxea (Guipúzcoa) y el centro de la Federación Departamental de Cazadores de las Landas (Francia).

Por otro lado, el gobierno también desea convertir las cuencas del Bidasoa y los ríos franceses de Nive y Nivelle como destino turístico de pesca, a través del proyecto GEBERT.

Por último la iniciativa Territorio Visón propone la continuación del proyecto de recuperación del hábitat del visón europeo en Navarra. Cabe recordar que el mes pasado, el Gobierno de Navarra recibió en Bruselas un reconocimiento por su el trabajo desarrollado en los tramos bajos de los ríos Arga y Aragón en defensa de esta especie.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de