El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Corporación Autónoma Regional de Risaralda -CARDER, socializaron varios de los instrumentos de control que hacen parte de implementación de la Estrategia Nacional de Prevención, Seguimiento, Control y Vigilancia Forestal.

El Taller que se adelantó en el marco del Convenio 077 de 2013 y que contó con la participación de diferentes autoridades ambientales regionales y nacionales, tuvo como propósito establecer y unificar procedimientos y herramientas técnicas y procesos administrativos para que las autoridades ambientales ejerzan sus funciones de control y vigilancia a lo largo de la cadena forestal.

Para la Directora de Bosques Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos de Minambiente, María Claudia García, este es un proceso que busca posicionar la gobernanza forestal, reconociendo que Colombia tiene una oportunidad potencial de desarrollar su economía forestal de manera responsable y con la aplicación de estas herramientas se pretende ayudar a mejorar la gestión forestal de las entidades que hacen parte del Sistema Nacional Ambiental (SINA).

La Estrategia Nacional de Prevención, Seguimiento, Control y Vigilancia Forestal adoptada por el MADS, contempla para las autoridades ambientales la aprobación y aplicación de protocolos unificados para llevar a cabo visitas de campo, el seguimiento y control a empresas de transformación y comercialización forestal así como la unificación y reducción de tiempos de trámites.

Estas herramientas se han desarrollado a través de varios talleres regionales con diferentes entidades relacionadas con el control y vigilancia forestal, organizados por el Proyecto Posicionamiento de la Gobernanza Forestal en Colombia (PPGFC), liderado por la CARDER y otras 10 Corporaciones Autónomas Regionales con el apoyo de la Cartera ambiental.

Para el director de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda -CARDER, Juan Manuel Álvarez, este es un proyecto que se viene trabajando hace cerca de siete años de la mano del Minambiente y la Unión Europea, en contra de la madera ilegal, evidenciando el papel fundamental que juegan las autoridades ambientales regionales en la administración de los recursos naturales del país.

En este evento, también se presentó la propuesta metodológica para el cálculo de madera ilegal, que contempla innovaciones como un modelo escala que se podría aplicar a nivel regional o nacional que mide la ilegalidad de manera independiente en tres fases: extracción, transporte, y transformación/comercialización de madera, y relaciona la efectividad de las CARs en el control y seguimiento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de