El cine que funciona sin electricidad

Así lo comprenden en Inglaterra donde han construido el único cine del mundo que no cuenta con instalación eléctrica. En lugar de butacas, tiene bicicletas y la gente no tiene que pagar, pero debe pedalear durante toda la película.

Es un cine ecológico que funciona gracias a la energía de los asistentes, quienes a bordo de 10 bicicletas hacen su mayor esfuerzo para mantener encendidos el proyector, el equipo de sonido y una computadora.

Aunque al final de la proyección terminan exhaustos, a todos les resulta bastante atractiva la idea de ver una película, divertirse, hacer ejercicio y ayudar a la ecología al mismo tiempo.

Revolución magnífica se encargó de construirlo para concienciar a la gente sobre el consumo de energía, fomentar el uso de la bicicletas y demostrar que esta forma de generar energía es una alternativa para no depender de los combustibles no renovables.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de