Presentado en la Cumbre Global de Crecimiento Ecológico en Seúl, Inclusive Green Growth: The Pathway to Sustainable Development (Crecimiento ecológico inclusivo: El camino hacia un desarrollo sostenible) traza un marco analítico que tiene en cuenta las limitaciones del sistema marino, terrestre y atmosférico en planes para el crecimiento económico necesarios para seguir reduciendo la pobreza. El informe desmitifica la concepción de que el crecimiento ecológico es un lujo que la mayoría de los países no se puede dar: señala que los principales obstáculos son las barreras políticas, los comportamientos muy arraigados y la falta de instrumentos financieros adecuados.

El informe incentiva a los Gobiernos a cambiar su enfoque en materia de políticas de crecimiento para una mejor medición no solo de lo que se está produciendo, sino también lo que se está consumiendo y contaminando en el proceso. Afirma que asignar valor a las tierras de cultivo, los minerales, los ríos, los océanos, los bosques y la biodiversidad, y otorgar derechos de propiedad, brindará a los Gobiernos, a la industria y a las personas suficientes incentivos para gestionarlos de una manera eficiente, inclusiva y sostenible. El Banco Mundial respalda firmemente la incorporación del capital natural en las cuentas nacionales y buscará el compromiso de los países en la Cumbre de los Pueblos Río+20 el mes próximo.

En un evento de alto nivel que se realizó al margen de las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, los ministros de finanzas expresaron un mayor apoyo al concepto de crecimiento ecológico inclusivo. El informe destaca cinco puntos principales:

  1. El crecimiento ecológico es necesario, eficiente y accesible: es fundamental para lograr el desarrollo sostenible.
  2. Barreras políticas, normas y comportamientos arraigados y la falta de instrumentos financieros son los principales obstáculos para el crecimiento ecológico. Este crecimiento debe concentrarse en políticas e inversiones que se deben realizar en los próximos 5 a 10 años para evitar quedarse atascados en caminos no sostenibles, cambios de políticas perjudiciales y consecuencias costosas en salud pública.
  3. El progreso requiere soluciones multidisciplinarias, que combinen economía, ciencias políticas y psicología social para lidiar con limitaciones político-económicas, superar las normas sociales y comportamientos muy arraigados, y desarrollar las herramientas financieras necesarias.
  4. El crecimiento ecológico no es monolítico ni estático: las estrategias variarán según los países ya que reflejarán los contextos, preferencias y bases de recursos locales. Todos los países, ricos y pobres, tienen la oportunidad de hacer que su crecimiento sea ecológico sin disminuir su ritmo.
  5. El crecimiento ecológico no es intrínsecamente inclusivo, pero se puede diseñar para que lo sea. Aunque un mejor desempeño ambiental en general beneficiará a los más pobres y vulnerables, se deben diseñar cuidadosamente las políticas de crecimiento ecológico para maximizar los beneficios y minimizar los costos para ellos, particularmente durante la transición.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de