Este precedente podría suponer la necesidad de revocar las autorizaciones concedidas en Castilla y León a numerosos proyectos en análogas circunstancias y suspender las autorizaciones de parques eólicos ya en funcionamiento.

El consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León ha dictado cinco resoluciones remitidas el mes de abril a SEO/BirdLife y a GEDEMOL, en las que se anulan las autorizaciones de cinco parques eólicos promovidos en las comarcas leonesas de Omaña y Luna. Estas resoluciones reconocen expresamente las graves deficiencias en las declaraciones de impacto ambiental de estos parques eólicos. En especial considera que no se ha evaluado adecuadamente el impacto conjunto de todos los proyectos eólicos presentes en esas comarcas, así como de sus tendidos eléctricos de evacuación ni tampoco su impacto sobre los espacios de la Red Natura 2000.

Los parques eólicos de Curueña I, Salce, Villabandín I, Barrios de Gordón y Cuevas de Viñayo están recurridos por estas asociaciones ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, encontrándose algunos en una fase ya muy avanzada del procedimiento, próximo a la votación y fallo de la Sentencia de la Sala. Los tres primeros se encuentran también recurridos ante el Tribunal Supremo, que deberá resolver sobre la validez de las medidas cautelares de suspensión concedidas a SEO/BirdLife por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

A través de estas resoluciones, se resuelven recursos de alzada interpuestos, en algunos casos en el año 2006. De hecho, las carencias en la evaluación han sido negadas por la propia administración autonómica de forma reiterada durante los procedimientos judiciales, siendo incluso ratificados en sede jurisdiccional por altos cargos de la Consejería y del Servicio Territorial de Medio Ambiente.

SEO/BirdLife y GEDEMOL consideran que las presentes anulaciones de parques eólicos por parte de la Junta pueden responder al intento de eludir los pronunciamientos judiciales de los Tribunales como ya ocurrió en el caso de la sentencia firme del parque eólico Murias II, infraestructura inmediatamente colindante a dos de los proyectos sobre los que ahora se pronuncia el Consejero de Economía y Empleo. En cualquier caso, y considerando que la tramitación de todos los parques eólicos de las comarcas leonesas de Omaña y Luna adolece de lo mismo que llevó al Consejero a anular la autorización de estos cinco parques, desde estas asociaciones se solicita la paralización inmediata del funcionamiento y construcción de todas estas infraestructuras hasta el pronunciamiento de los tribunales.

Estas cinco resoluciones tienen una gran relevancia, ya que deben suponer la revocación de multitud de proyectos autorizados en Castilla y León durante los últimos diez años omitiendo las exigencias contempladas en las propias normas de la Junta de Castilla y León, en concreto en los dictámenes ambientales del Plan Eólico Regional, que exige la evaluación conjunta y sinérgica de los proyectos e infraestructuras asociadas a los parques eólicos, algo que no se ha hecho en los parques de las comarcas de Omaña, Cepeda, Alto Bierzo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de