Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF/Adena, así como el sindicato CC.OO. y Los Verdes, reclamaron al Congreso que apruebe hoy la proposición de Ley que el portavoz de Iniciativa per Catalunya (ICV), Joan Herrera, defenderá ante el pleno de la Cámara Baja para su toma en consideración.

La iniciativa pretende crear un marco normativo que impulse el transporte colectivo y el no motorizado y que defina las directrices de movilidad sostenible para las normas que elaboren las administraciones locales y autonómicas en sus políticas de transporte.

“El objetivo por el que presentamos esta propuesta de ley con otras organizaciones es implantar una normativa con rango legislativo que regule las directrices que deben establecerse en marca para conseguir una movilidad sostenible”, dijo a Europa Press la técnico en Eficiencia Energética y Transporte de WWF/Adena, Evangelina Nucete.

A su juicio, el Gobierno no ha dado a este asunto la “importancia e interés” que requiere porque “todavía se ve demasiado complicado llegar a una solución”. En todo caso, admitió que el Gobierno trabaja en un borrador sobre la Ley de Movilidad Sostenible que podría presentar a finales de este año. “Esperamos que así sea y que incluya nuestras demandas”, recalcó.

Mientras tanto, reclaman al Parlamento que tome en consideración su iniciativa, que también establece los instrumentos de planificación en los ámbitos de las áreas metropolitanas, municipales y de las empresas y polígonos industriales y grandes centros de actividad, de manera que se fijen las medidas más adecuadas para fomentar el transporte público y colectivo y los medios de transporte de bajo impacto.

La proposición de ley presentada propone que en ocho años los presupuestos del Ministerio de Fomento destinen un porcentaje no superior al 50 por ciento a infraestructuras y el resto a gestión de la movilidad.

Desde Greenpeace, la responsable de Cambio Climático, Sara Pizzinato, señaló que lo que se contempla en la propuesta es una norma que fomente el transporte público y métodos no motorizados para trasladarse de un lugar a otro.

Además, Pizzinato cree que el Ejecutivo se ha tomado de forma “poco seria” el efecto del transporte sobre el medio ambiente. “El Gobierno ve como una gran oportunidad las infraestructuras para dar salida al desempleo, pero eso va a provocar más destrucción del clima”, lamentó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de