Al menos una persona murió hoy en Nicaragua como consecuencia de la tormenta tropical "Alma", que se ha convertido en huracán de categoría 1 y está azotando la Costa del Pacífico, informaron medios locales recogidos por Europa Press.

La víctima, de 20 años de edad, murió tras la descarga eléctrica provocada por un cable en contacto con el suelo, causándole un paro cardíaco. Asimismo debido a los fuertes y constantes aguaceros que azotan desde ayer al país, se produjo un derrumbe en la carretera conocida como "La Gavilana".

Miembros de la Dirección General de Bomberos se desplazaron hasta el lugar para despejar la vía. La Policía de Estelí hizo presencia en el lugar para evitar cualquier accidente de tráfico ya que es una carretera por donde hay gran circulación de vehículos de carga internacional, pasajeros y de uso particular.

Los bomberos y la Policía señalaron que la situación no pasó a más ya que el derrumbe no fue de gran magnitud y la circulación de vehículos en la carretera no se vio afectada ya que un carril de la vía no tenía ninguna obstrucción.

Evacuación de los afectados

Los cuerpos de Defensa Civil (DC) del Ejército de Nicaragua comenzaron ayer a evacuar a las comunidades situadas en las costas del Pacífico que se encuentran bajo la amenaza del huracán. Las primeras 1000 personas fueron evacuadas en Puerto Sandino, la segunda salida de importancia del Pacífico nicaragüense, 70 kilómetros en el oeste de la capital.

Por su parte, las autoridades del departamento de Estelí hicieron un llamamiento a los conductores de autobuses, así como de carga y de servicio particular a que tomen las medidas de precaución necesarias debido a los desprendimientos de tierra y rocas.

Según especialistas de la Dirección de Defensa Civil, estos desastres suceden debido a la sequía que tuvo lugar el año pasado que provocaron que la tierra se secara al extremo, lo que hace que con un poco de lluvia sucedan los derrumbes.

Alerta Máxima

Debido a las constantes lluvias, los bomberos, Defensa Civil, los socorristas y demás voluntarios de la Cruz Roja de Estelí se declararon en "estado de alerta máxima", según informaron fuentes oficiales.

Las lluvias han durado aproximadamente treinta horas y por momentos las mismas son acompañadas por fuertes vientos, por lo que las autoridades miembros del Comité de Operaciones de Emergencia, COE, integrado por entidades públicas y organismos que prestan auxilio en momento de guerras se reunieron de emergencia para trazar un plan especial e igualmente mantenerse en estado de alerta máxima.

Igualmente, la Dirección General de la Defensa Civil, ha orientado a las familias que viven en lugares proclives a inundaciones o derrumbes que tomen las medidas de precaución necesarias.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de