PIXABAY

La Comisión Europea ha presentado este martes un paquete de ideas para hacer más sostenible el sistema financiero. Entre ellas, la creación de un estándar europeo para los bonos verdes. El objetivo es dar transparencia y que los bonos realmente financien inversiones sostenibles. Asimismo, que cumplan con la estrategia medioambiental europea.

La Comisión quiere contar con un reglamento de carácter voluntario que ofrezca un patrón de comparable con otros estándares del mercado. Eso favorecerá una mayor transparencia frente al llamado «blanqueo ecológico» o ‘greenwashing‘. Además, evitará que la financiación verde llegue finalmente a proyectos poco sostenibles.

Según el Ejecutivo comunitario, los bonos verdes ya se utilizan para obtener financiación en sectores como: la producción y distribución de energía; las viviendas eficientes en el uso de los recursos; y las infraestructuras de transporte con bajas emisiones de carbono.

Además, el Ejecutivo considera que aún: “Hay margen para la expansión y aumento de la ambición medioambiental» en este mercado”.

Estándar europeo para los bonos verdes

El nuevo estándar estará abierto a cualquier emisor de esos bonos, incluidos los emisores situados fuera de la UE. Sin embargo, para que este reglamento vea la luz, debe ser antes negociado y adoptado por el Consejo y el Parlamento europeos.

En su diseño se prevén cuatro requisitos. Entre ellos, asegurar que los fondos captados se asignan en su totalidad a proyectos que se ajusten a la taxonomía de la UE. Asimismo, se exigirá plena transparencia sobre la forma en que se asignan los ingresos de los bonos gracias a unos detallados requisitos de información.

Además, todos los bonos verdes validados por este estándar deberán estar sometidos al control de un verificador externo. Así se garantizará el cumplimiento de la norma y que los proyectos financiados se ajustan a las exigencias medioambientales de la UE. Se prevé una flexibilidad específica y limitada en este caso para los emisores soberanos.

Finalmente, los verificadores externos que presten servicios a los emisores de bonos verdes de la UE deberán estar registrados y supervisados por la Autoridad Europea de Valores y Mercados. Esta medida garantizará la calidad y fiabilidad de sus servicios y revisiones para proteger a los inversores y garantizar la integridad del mercado. Se prevé también una flexibilidad específica y limitada en este caso para los emisores soberanos.

Fuente: Europa Press,

Artículo de referencia: Esther de Aragón / EnergyNews,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de