Se suma así a Santiago, Vigo y Lugo, las únicas grandes ciudades de Galicia que tenían su planeamiento adaptado plenamente a la Ley de Ordenación Urbanística de Galicia.

Así se lo trasladó ayer el consejero Agustín Hernández al alcalde de la ciudad herculina, Carlos Negreira, al tiempo que destacó que este municipio se convierte en la primera ciudad de la comunidad autónoma que aprueba su PGOM de manera íntegra en una única orden, puesto que las anteriormente citadas obtuvieron un visto bueno parcial en su primera orden de aprobación. Hernández destacó el trabajo intenso y colectivo realizado en los últimos cinco años, en el que participaron dos gobiernos de diferente color político pero con el objetivo común de ordenar la ciudad y garantizar así el bienestar futuro de los vecinos de La Coruña. También destacó la total transparencia y gran participación ciudadana con la que se llevó a cabo.

En una rueda de prensa ofrecida tras firmar la orden de aprobación en el consistorio coruñés, el consejero remarcó que un PGOM no es solamente un instrumento que garantiza la concesión de licencias, sino que constituye la hoja de ruta del crecimiento sostenible en el territorio municipal en los próximos años.

Según Hernández, el plan garantizará la ciudad que los vecinos quieren, protagonizada por una red de corredores verdes que conectará los principales parques y equipaciones de la ciudad, permitiendo recorridos seguros y confortables para peones, bicicletas y transporte público, y que posibilitará que todos los coruñeses tengan una zona verde a menos de 300 metros de su lugar de residencia.

En este sentido, destacó que el nuevo PGOM habilita 3,6 millones de metros cuadrados de espacios libres y zonas verdes, más del doble que el plan de 1998, que reservaba 1,5 millones de metros cuadrados. A esto hay que añadir 1,13 millones de metros cuadrados de equipación comunitaria, que suponen alrededor de un 60% más de superficie de la exigida por ley. Estos dos aspectos también contribuirán al objetivo de atraer más ciudadanos, destacó Hernández.

Además, el planeamiento que hoy se aprueba rebaja un 25% las nuevas viviendas propuestas respecto al plan del 98, al pasar de 43.326 en el anterior a 32.424 en el actual.

Añadió que el plan contempla introducir el puerto en la ciudad, una vez que la actividad actual cambie de ubicación, para convertirlo en una zona atractiva y abierta a todos los ciudadanos. También primará la movilidad segura, en una urbe donde la conectividad para los vehículos también estará garantizada gracias a las infraestructuras viarias, como la Tercera Ronda, que permitirá descongestionar la ciudad y facilitar el acceso desde lo exterior, mientras que las nuevas actuaciones como el túnel del Parrote mejorarán la circulación en el tráfico interno.

Según explicó el consejero, la apuesta por la ordenación de las infraestructuras en toda el área metropolitano, la vertebración del territorio de forma sostenible, el cambio de modelo hacia una ciudad más agradable, habitable, acogedora, cómoda y de futuro, configuran la esencia de este plan que regirá el crecimiento de esta ciudad durante, como mínimo, los próximos 12 años.

El PGOM de La Coruña, salto cualitativo para Galicia

El consejero de Medio Ambiente trasladó la satisfacción de la Xunta de Galicia por esta aprobación por un doble motivo: ordena la ciudad y ofrece garantías a los cerca de 250.000 habitantes de La Coruña, y por otra parte, Galicia da un salto cualitativo importante, puesto que con la incorporación de este ayuntamiento más del 40% de la población gallega ya dispone de un plan sostenible y adaptado íntegramente a la Ley de Ordenación Urbanística de Galicia.

Aseguró que uno de los retos de la Consellería de Medio Ambiente es impulsar la tramitación eficiente de los planeamientos de los ayuntamientos gallegos. Actualmente, el 87% de los municipios que no tienen su planeamiento adaptado cuentan con ayudas para su elaboración..



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de