Como explica el profesor Juan Manuel García Chamizo, director del grupo de investigación, “la tecnología consiste en un sistema de control de distribución de electricidad basado en técnicas de inteligencia artificial. Es decir, una aplicación informática capaz de reproducir los procesos de inteligencia humana y que permite tomar decisiones como la selección de las fuentes de energía más adecuadas; y establecer a qué centros de consumo destinarlas en cada momento, operar automáticamente, y en función de las circunstancias, definir las fuentes de energía más rentables y óptimas, utilizar los centros de almacenamiento temporal de energía y priorizar, así como habilitar o deshabilitar los dispositivos de consumo de energía”.

La tecnología que se emplea está diseñada para aprender de las medidas correctoras introducidas por los usuarios y obtener información de fuentes externas como Internet (parte meteorológico, fechas singulares) para aplicar estrategias de gestión aún más refinadas. En otras palabras, “se trata de una red inteligente que transforma las redes existentes en una red bidireccional donde energía e información fluyen en ambas direcciones entre generación y consumidor”, añade el profesor García Chamizo.

De esta manera, es posible integrar las acciones de los usuarios que se encuentran conectados a ella (proveedores de energía eléctrica, consumidores y agentes que desempeñen ambos papeles), con el fin de conseguir un suministro eléctrico eficiente, seguro y sostenible.

“Se reduce la factura de la luz, se recorta el consumo y da a los usuarios más información sobre el tipo de energía que usa, e incluso permite a los consumidores producir su propia energía y venderla a las compañías distribuidoras”, explica García Chamizo.

Todo el soporte software, que incluye la programación del sistema de inteligencia artificial, se ha desarrollado completamente y se han realizado simulaciones para validar el correcto funcionamiento del sistema.

Se han hecho pruebas de validación de escenarios reales en viviendas unifamiliares, viviendas equipadas con cuatro fuentes de energía y la gestión de un edificio de la Universidad de Alicante.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de