La presidenta regional ha visitado la fábrica de Cafés Guilis

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha visitado hoy la fábrica de cafés Guilis, ha destacado que la Comunidad de Madrid ha aumentado este año un 33% las ayudas para el fomento de inversiones en transformación, comercialización o desarrollo de las pymes agroalimentarias y ha animado a los madrileños a consumir productos de la región para contribuir así a dinamizar la economía, a crear empleo y a proteger el medio ambiente. 

Cafés Guilis es una de las 1.300 industrias agroalimentarias que hay en la Comunidad de Madrid cuya actividad impulsa el Gobierno regional con unas ayudas que, solo este año, alcanzarán 1,5 millones de euros. La presidenta, acompañada por el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, ha visitado las instalaciones de esta empresa ubicada en el municipio de Alcorcón. Fundada en el año 1928, hoy cuenta con una plantilla de cerca de 30 trabajadores y factura anualmente alrededor de 6 millones de euros.

Cafés Guilis pertenece a la marca de garantía “M Producto Certificado”, un sello que identifica a todos los productos de calidad en la Comunidad de Madrid y en el que tiene registradas un total de 101 referencias distribuidas en sus 5 marcas comerciales.

Durante esta visita, Cifuentes ha querido destacar la buena salud de la industria agroalimentaria madrileña, un sector que “sostiene más de 17.000 empleos directos y 100.000 indirectos y factura 3.600 millones de euros cada año”. La presidenta regional ha destacado el “firme compromiso” de su Gobierno con la industria agroalimentaria madrileña, que se refleja, ha añadido, "en nuestro programa electoral, en cuyo punto 244 ya se recoge que impulsaremos la modernización y la tecnificación de las explotaciones agrarias y las industrias alimentarias".

Del total de las 1.300 industrias registradas en la región, el 90% son pequeñas y medianas empresas a las que el Gobierno regional ayuda a modernizar sus procesos de producción y comercialización. Gracias a 1.500.000 euros procedentes del Plan de Desarrollo Rural (PDR), las pymes pueden, por ejemplo, optimizar su distribución alimentaria y la comercialización de proximidad de sus productos.

Además de las redes de distribución más cercanas, las exportaciones juegan, cada vez más, un papel muy importante en el balance de actividad del sector agroalimentario madrileño. Los últimos datos disponibles señalan que en 2015 las exportaciones de alimentos producidos o elaborados en la región alcanzaron unas ventas de 1.394 millones de euros, lo que supuso un aumento interanual del 19% –un 105 % en los últimos 10 años– y colocaron a Madrid como la segunda región española con mayor crecimiento de ventas en el exterior.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de