Esta central ha sido diseñada por Ros Roca, compañía líder mundial en soluciones integrales de gestión y tratamiento de residuos.

La central empezó a funcionar parcialmente en marzo y se prevé que esté totalmente operativa este verano, para dar servicio inicialmente entre 1.500 y 2.000 viviendas y comercios de Salburua. La red de esta central alcanza en este momento 6,5km de tubería entre los sectores ya urbanizados y contará con 96 buzones, de los cuales ya funcionan 12,  donde los ciudadanos podrán depositar los residuos.

El sistema instalado en la actualidad permitiría la posibilidad de alimentar en un futuro el pueblo vecino de Elorriaga, si así se requiriera.

En el acto de inauguración de la central han participado el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, la concejala de Medio Ambiente, Idoia Garmendia, el concejal de Urbanismo, Miguel Garnica, la concejala de Espacio Público, Leticia Comerón, el gerente de Ensanche 21, Alfredo Piris, el director general de la división Ingeniería de Ros Roca, Jaime Ulloa, así como otros técnicos y responsables del proyecto.

Como ha explicado Jaime Ulloa, “la nueva central de Salburua ha sido diseñada para mejorar la calidad de vida de los vecinos, ya que los residuos se depositan en unos buzones, instalados en la pared interior o exterior de los edificios, se trasladan por aspiración por el subsuelo y se envían directamente a las plantas de tratamiento. El nuevo sistema evita el paso de camiones, disminuyendo los ruidos y la contaminación que generan, y elimina los contenedores de las calles”.

La recogida se realiza de forma selectiva en dos fracciones (orgánica y resto), aunque en un futuro se podrá ampliar a una fracción más, si así se desea. La central de recogida de residuos cuenta, además, con un biofiltro que limpia y filtra el aire y, por lo tanto, evita los olores que se puedan producir.

Por otro lado, el sistema de recogida neumática se ha diseñado con una innovadora tecnología, que utiliza un sistema motorizado de control de la capacidad de los buzones. Esto permite que la recogida se realice sólo cuando es necesaria, y no a una hora fija, consiguiéndose de esta manera un ahorro de energía considerable. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de