PIXABAY

Un equipo de investigadores australianos han descubierto que una especie de supergusanos con apetito por el poliestireno podría ser la clave para el reciclaje de plástico a gran escala. En un trabajo publicado esta semana en la revista Microbial Genomics, los científicos anuncian haber descubierto que el ‘supergusano’ Zophobas morio común puede comer a través del poliestireno, gracias a una enzima bacteriana en su intestino.

El investigador Chris Rinke y su equipo de la  Facultad de Química y Biociencias Moleculares de la Universidad de Queensland alimentaron a los supergusanos con diferentes dietas durante un período de tres semanas, algunos con espuma de poliestireno, algunos con salvado y otros con una dieta en ayunas.

Comiendo poliestireno

«Descubrimos que los supergusanos alimentados con una dieta de solo poliestireno no solo sobrevivieron, sino que incluso aumentaron de peso marginalmente», explica Rinke. «Esto sugiere que los gusanos pueden obtener energía del poliestireno, muy probablemente con la ayuda de sus microbios intestinales”.

Los investigadores utilizaron una técnica llamada metagenómica para encontrar varias enzimas codificadas con la capacidad de degradar el poliestireno y el estireno. Esta no es la primera vez que se ve esta c capacidad de los supergusanos de eliminar poliestireno. Ya en 2016, un grupo de estudiantes de Manila descubrieron que las larvas de Zophobas morio podían ser utilizadas en la eliminación de este tipo de residuos.

El estudio comparó las larvas de Zophobas morio con las de la especie Tenebrio molitor, el cual fue utilizado anteriormente en un estudio de la universidad de Stanford sobre la degradación del poliestireno. Según se indica en Wikipedia, “el estudio encontró que en cantidades de peso iguales, las larvas de Zophobas morio pueden consumir cantidades más grandes de poliestireno durante periodos más largos de tiempo”.

Objetivo: eliminar plásticos

El objetivo a largo plazo es diseñar enzimas para degradar los residuos plásticos en plantas de reciclaje mediante trituración mecánica, seguida de biodegradación enzimática. “Los supergusanos son como miniplantas de reciclaje, trituran el poliestireno con la boca y luego se lo alimentan a las bacterias de sus intestinos”, asegura Rinke. «Los productos de descomposición de esta reacción los pueden utilizar otros microbios para crear compuestos de alto valor como los bioplásticos”.

Se espera que este bio-upcycling incentive el reciclaje de desechos plásticos y reduzca los vertederos. La coautora de la investigación, Jiarui Sun, dijo que su objetivo es cultivar bacterias intestinales en el laboratorio y probar más a fondo su capacidad para degradar el poliestireno. “Entonces podemos ver cómo podemos mejorar este proceso al nivel requerido para una planta de reciclaje completa”, afirma Sun. Rinke cree que hay muchas oportunidades para la biodegradación de los desechos plásticos. “Nuestro equipo está muy emocionado de impulsar la ciencia para que esto suceda”, concluye.

Fuente: Vozpópuli

Artículo de referencia: https://www.vozpopuli.com/next/supergusanos-poliestireno.html



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de