El reciclaje de ropa es cada día más frecuente por la poca calidad de algunas de las prendas que se comercializan, y por el paso de las modas y tendencias. La ropa es hoy en día para muchos, de “usar y tirar”. Por suerte, se han desarrollado algunos sistemas y tratamientos de los textiles y su reaprovechamiento.

Los materiales con los que se fabrican estos tejidos se fundamentan en el algodón, aunque encontramos lanas, poliester, seda o nylon entre otros muchos. Es por ello que las empresas de reciclaje de ropa y textiles tienen grandes dificultades para separar estos materiales.

Los beneficios de reciclar textiles se fundamentan en la disminución del consumo de energía a la hora de obtener nuevas telas, la reducción del volumen de residuos en vertederos y el ahorro en coste y materias primas de origen.

Confeccionar ropa reciclada

Otra de las formas de reciclar ropa es reutilizándola confeccionando nuestras propias prendas o rediseñandolas. Aquí puedes observar algunas ideas acerca de vestidos de reciclaje.

Conseguimos ahorrar en costes de comprar nuevas prendas y podremos lucir dichas prendas de manera exclusiva y original. También podemos reutilizar nuestras prendas para trapos, en especial si se trata de prendas de algodón, o bien para rellenar cojines. Son precisamente estos pequeños gestos los que hay que sumar si queremos tener un planeta limpio y sostenible.

Contenedores de reciclaje

Otra alternativa es depositar aquellas prendas que ya no queremos, en los contenedores de ropa que encontraremos en las zonas urbanas. Con ello haremos llegar aquello que ya no nos viene, o simplemente ha dejado de gustarnos, a personas que realmente la necesitan.

Es importante que tengamos un poco de sentido común, y no depositemos en los contenedores prendas en mal estado, prendas intímas o sencillamente, ropa sucia.

Fuente: Inforeciclaje,

Artículo de referencia: http://www.inforeciclaje.com/reciclaje-ropa.php,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de