Proporcionar una nueva vida a los materiales ya usados, reducir el consumo de recursos y evitar la degradación del planeta son algunas de las razones que explican la importancia de llevar a cabo un acertado reciclaje de los productos más comunes que empleamos en el día a día.

Reciclaje de envases de plástico

Consumir de forma responsable, reutilizar y reciclar los residuos plásticos constituyen las tres acciones básicas con este material para contribuir a cuidar del entorno, ya que el plástico tarda alrededor de 700 años en degradarse según expertos y por ello es importante depositar en el contenedor amarillo botellas de plástico, botes de detergente, champú o gel, bolsas de aperitivos, tapas y tapones de plástico, tapas de yogurt o bolsas plásticas excepto las de basura, entre otros objetos.

Los recipientes de leche o zumo también deben ir al contenedor amarillo, al igual que las latas que, al estar compuestas de aluminio, pueden reciclarse un número ilimitado de veces.

Reciclaje de envases de papel y cartón

Todos los productos confeccionados con papel o cartón deben ir al contenedor azul para ser reciclados y así ayudar a reducir la sobreexplotación de bosques, de los que procede la celulosa con que se fabrican. Revistas y periódicos viejos, cajas de cereales y de zapatos, papel de envolver y cuadernos usados figuran entre los candidatos a este reciclaje.

Vidrio

El vidrio se puede reutilizar tras un proceso de lavado de desechos o a través de su fundición, que permite el reciclaje al cien por cien una cantidad indefinida de veces.

Por ello es importante separarlo del resto de desperdicios y depositarlo en el contenedor verde para botellas de vidrio como vino o refrescos, frascos de vidrio como perfumes o colonias y tarros de alimentos como mermeladas o conservas, entre otros.

Pilas y baterías

Las pilas y las baterías poseen componentes altamente contaminantes por lo que es necesario trasladarlos a contenedores especiales para desechos peligrosos o al punto limpio más cercano. Se encuentran en el mando de la tele, el ratón del ordenador o la maquinilla de afeitar entre otros muchos aparatos eléctricos y nunca se deben tirar a la basura corriente.

Otros productos

Electrodomésticos, aparatos electrónicos, bombillas, aceites usados o muebles también se pueden reciclar gracias a los puntos limpios. También la ropa es reutilizable y reciclable en función de su calidad y cuenta con contenedores específicos para ella.

Fuente: Rafael González / EFE VERDE,

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/claves-correcto-reciclaje-materiales-comunes/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de