Ramos ha destacado que “hay que contar con toda la sociedad para lograr un medio ambiente mejor para todos, también a través de un uso eficiente de los plásticos a lo largo de todo su ciclo de vida”.

Ramos, tras rubricar el convenio con eldirector general de Plastics Europe, Manuel Fernández, explicó que “el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente apoya las acciones orientadas a la mejora de la prevención y la gestión eficiente de los residuos de los plásticos y al aprovechamiento en todo su ciclo de vida de los recursos que contienen”.

 “La firma de convenios como el de hoy impulsan este objetivo –ha proseguido el secretario de Estado–, reducir el impacto medioambiental mediante el impulso de la sostenibilidad y el óptimo aprovechamiento de los plásticos a lo largo de todo su ciclo de vida, y avanzar hacia unos objetivos medioambientales de uso eficiente de los recursos”.

 El objetivo del Ministerio enavanzar en la integración de los aspectos ambientales y de sostenibilidad en la producción de plásticos y su posterior consumo sostenible, particularmente a partir de la incorporación de plástico reciclado procedentes de residuos, así como el potencial y oportunidad de generar actividad económica y empleo mediante la implementación de las mejores prácticas y medidas de correcta separación y gestión de los residuos de plásticos en Europa.

Ramos, además, ha recordado que impulsar a tal efecto medidas que permitan el desvío de los residuos plásticos destinados a vertedero hacia otras alternativas de gestión aplicando el principio de jerarquía comunitario es una acción que favorecerá el aprovechamiento de todo el valor de estos residuos de plásticos.

Uso eficiente de los recursos que contienen los residuos

El secretario de Estado ha hecho hincapié en el importante valor ambiental y activo económico y social que supone el uso eficiente de los recursos que contienen los residuos de los plásticos, ya sea como materia prima, o mediante la recuperación de su energía para aquellos residuos de plásticos cuyo reciclado mecánico ya no sea viable desde un punto de vista técnico, económico o medio ambiental.

Ramos, asimismo, destacó todo el potencial que ello implica, en clave de favorecer el desarrollo económico y el empleo, a través de nuevos nichos de actividad, al tiempo que se propicia y se facilitan nuevas oportunidades de convergencia con los nuevos objetivos de gestión de residuos que recientemente ha planteado la Comisión Europea (a través de su Comunicación “Hacia una economía circular: un programa de cero residuos para Europa”) y que se concreta en la Propuesta de modificación de la Directiva Marco de residuos, de la Directiva de envases y residuos de envases y de la directiva sobre vertido de residuos.

Incremento del reciclado

Conforme a esta nueva propuesta el reciclado de residuos municipales debe incrementarse hasta el 70% en 2030, el reciclado de envases de plástico debe incrementarse hasta el 60% en 2025 y debe prohibirse el vertido de plástico, junto con el de otros materiales reciclables, también para ese año.

 Todo ello lleva a la necesidad de avanzar en prevención y en la aplicación rigurosa del principio de jerarquía para maximizar el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos. Desechar en el vertedero los plásticos usados supone desaprovechar su potencial de utilización.

 Además, Ramos recordó que la política del Ministerio en materia de residuos, incluidos los de los plásticos, alineada con la europea, “apuesta por la prevención, la desvinculación del crecimiento económico del incremento en la generación de residuos, y el apoyo a modelos de crecimiento sostenible que reducen el consumo de los recursos y aprovechan de forma eficiente los existentes”.

 Para ello, “la iniciativa y la colaboración del sector y de la sociedad resultan esenciales, y a su vez supondrán nuevos activos de interés para el desarrollo sectorial, el empleo y un mejor medio ambiente”, concluyó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de