Diariamente en el Perú se generan más de 23 mil toneladas de residuos sólidos que equivalen a la dimensión de tres estadios de fútbol. 

Al preguntarnos cuántos de estos residuos pueden ser y son efectivamente reciclados, percibimos que nuestro país tiene un gran desafío. Como respuesta al mismo el día de hoy, en el Centro Cultural Juan Parra del Riego de Barranco, se realizó la presentación del primer colectivo socio empresarial que promueve la cultura de la gestión de residuos en el Perú.

La iniciativa se denomina “Mil Marcas por el Reciclaje” y entre sus principales objetivos está el promover una ciudad sostenible con un bajo costo de participación, democratizando y descentralizando la responsabilidad ambiental y respondiendo con eficiencia a la necesidad de muchas empresas que buscan hacer frente a esta situación.

Asistieron al lanzamiento de la iniciativa el Ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal; Jorge Yamamoto, investigador social de la PUCP; y Carlos Díaz Artola, director de “Mil Marcas por el Reciclaje”. Durante sus palabras, Jorge Yamamoto destacó que vivir en un ambiente limpio y sin contaminación es fundamental para la felicidad. “Contaminar para el desarrollo industrial es un canje poco inteligente en la búsqueda de una sociedad feliz. La gestión orquestada de residuos es un compromiso con la lucidez”, sostuvo. A su turno, Carlos Díaz Artola refirió el deseo de la iniciativa por llevar un mensaje con un impacto capaz de generar verdaderos cambios de actitud hacia el problema de la gestión de residuos sólidos. “Compartimos las mismas oportunidades de disfrutar el planeta y hoy toca hacerlo en equipo”, manifestó.

Por su parte, el Manuel Pulgar-Vidal indicó que propuestas como ésta suscitan la reconexión moral y ética del hombre con el planeta. “Mil Marcas por el Reciclaje busca comunicar y llegar a las fibras más íntimas del ciudadano y su relación con el ambiente y nace en un momento clave en el mundo, pues conforme a los compromisos climáticos de cada país, las empresas en adelante han de buscar el desarrollo de productos con un alto valor de sostenibilidad”, resaltó.

La iniciativa, dirigida a las marcas de las empresas, les ofrece ser miembro de este colectivo recibiendo diariamente y por tres años un contenido relevante que permitirá la realización de actividades que aporten directamente a la formalización de los recicladores, la conexión con políticas públicas y la interacción con el poder del consumidor sobre las marcas bajo criterios de sostenibilidad. 

Cabe destacar que todas las marcas de las distintas empresas pueden ser parte de esta iniciativa. El requisito indispensable es garantizar que no cuente con problemas ambientales, además de firmar un compromiso para realizar distintas actividades a lo largo de tres años para promover la cultura del reciclaje dentro de las empresas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de