Cemento hecho a base de residuos de vehículos
Sacos de cemento

La industria cementera, la del reciclaje y la de automoción han desarrollado una iniciativa que tiene por objeto emplear residuos no reciclables de vehículos viejos en la producción de cemento, en sustitución de los combustibles fósiles lo que, según sus cálculos, permitirá el ahorro anual de unas 80.000 toneladas de petróleo y 100.000 de carbón.

Estos sectores consideran la posibilidad de convertir en fuente de energía alternativa las cerca de 120.000 toneladas de residuos que se producen al año año; mezclas de plásticos, fibras textiles y espumas que se desaprovechan en los vertederos.

El proyecto ya se ha probado con éxito en cinco cementeras del país, y es iniciativa de la Federación Española del Reciclaje (FER), la Asociación para el Tratamiento Medioambiental de los Vehículos Fuera de Uso (Sigrauto) y la patronal cementera Oficemen.

España, a la cola de Europa

Según estos sectores, el proyecto contribuirá en la reducción de emisiones de CO2 y permitirá rebajar el diferencial de España frente a Europa en cuanto al grado de sustitución de combustibles fósiles por alternativos en la industria cementera.

De acuerdo con datos de la FER, el grado de sustitución en España es inferior al 7%, entre los más bajos de Europa en la materia (Holanda alcanza un 80% y Francia y Alemania superan el 25%), y muy por debajo de la media europea del 18%.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de