A lo largo de las últimas décadas, el impacto medioambiental causado por los polímeros sintéticos, así como la incertidumbre de los precios del crudo y el agotamiento de las fuentes fósiles, ha creado una gran preocupación en la sociedad y, en especial, en la comunidad científica.

A finales de 2015, se estimó que se habían producido alrededor de 8.300 millones de toneladas de petróleo virgen, las cuales fueron destinadas a la fabricación de polímeros, resinas, fibras y aditivos para diferentes sectores de la industria.

Por otra parte, se estimó que se han producido 6.300 millones de toneladas de desechos plásticos, de los cuales el 12% fue incinerado, el 9% reciclado y el 79% recolectado en vertederos o en el entorno natural (Figura 1).[i]

Además, de acuerdo con las tendencias actuales de producción y gestión de residuos, se espera que aproximadamente 20.000 millones de residuos de polímeros no biodegradables acabarán en vertederos para 2050, llevando consigo los problemas medioambientales asociados a esta práctica.[ii]

Figura 1. Producción global, uso y destino de resinas poliméricas, fibras sintéticas y aditivos, expresado en millones de toneladas, desde 1950 hasta 2015.

Hilos sostenibles y polímeros funcionales

Con el objetivo de abordar el problema de la contaminación ambiental asociada a la acumulación de residuos textiles y, siguiendo los principios de la economía circular,[1] en el proyecto BIOREX se han desarrollado hilos sostenibles y funcionales a través de dos estrategias (Figura 2):

  • Empleo de polímeros de origen natural somo sustitutos de los polímeros sintéticos tradicionales. Para ello, se han empleado matrices poliméricas biodegradables modificadas químicamente mediante la incorporación covalente de moléculas funcionales y/o nanopartículas que mejoran sus propiedades mecánicas, térmicas y funcionales a través de un proceso de extrusión reactiva. Los principales polímeros de origen bio empleados son PLA, PHB, PBS y sus mezclas. Entre los resultados obtenidos, cabe destacar la obtención de PLA con mejores propiedades mecánicas e hidrofóbicas a partir de la incorporación covalente de alcoxisilanos mediante extrusión reactiva. Además, se han desarrollado hilos de PHB/PBS con propiedades mecánicas adecuadas para su aplicación en el campo de los agrotextiles.
  • Reciclado químico de textiles al final de su vida útil para la obtención de polímeros vírgenes a partir de residuos. Concretamente, se ha realizado el reciclado químico de residuos textiles basados en poliéster mediante un proceso depolimerización (glicólisis), lo que ha permitido verificar su ciclo de vida circular.

Expediente: IMAMCI/2020/1

Este proyecto cuenta con el apoyo de la Conselleria d’Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball de la Generalitat Valenciana, a través del IVACE.

Fuente: AITEX,


[1] https://www.ellenmacarthurfoundation.org/publications/a-new-textiles-economy-redesigning-fashions-future.

[i] Geyer, R.; Jambeck, J. R.; Law, K. L. Production, Use, and Fate of All Plastics Ever Made. Sci. Adv. 2017, 3 (7), e1700782. https://doi.org/10.1126/sciadv.1700782.

[ii] Rabnawaz, M.; Wyman, I.; Auras, R.; Cheng, S. A Roadmap towards Green Packaging: The Current Status and Future Outlook for Polyesters in the Packaging Industry. Green Chem. 2017, 19 (20), 4737–4753. https://doi.org/10.1039/C7GC02521A.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de