La  Presidenta  de  la  Comunidad  de  Madrid,  Esperanza Aguirre,  ha inaugurado,  acompañada  del  Vicepresidente,  Consejero  de Cultura  y  Deporte,  Portavoz  y  Presidente  del  Canal  de  Isabel  II,  Ignacio González,  la  planta  de  compostaje  y  secado térmico  con  cogeneración que la entidad ha construido en Loeches. Con el funcionamiento de estas instalaciones  el  Canal  se  convertirá  en  el  mayor  productor  de  energía eléctrica de la región. La inversión en estas instalaciones asciende a 45,8 millones  de  euros (IVA incluido),  de  ellos  el  80%  ha  sido  financiado  por los Fondos de Cohesión de la Unión Europea y el 20% por el Canal.
 
Esta  planta  tiene  una  capacidad  de  tratamiento  de  155.000 toneladas de  lodos al año, de  los 217.000 que producen anualmente  las depuradoras  del  Canal, de  los  cuales  50.000  son  para  compostaje  y 105.000  para  secado  térmico.  El  resto  de  los  lodos  son  gestionados conforme al Plan Regional de Lodos de Depuradora 2006-2016.

La planta produce 14.900 toneladas al año de compost.
 
La  Unidad  de  Tratamiento cuenta con una planta  de  compostaje, compuesta  por  18  túneles  dedicados  a  este  proceso,  y  otra  de  secado térmico  de  lodos.  El  compost  se  genera  con  la  mezcla homogénea de lodos  generados  con  tres  partes  de  restos  de  poda  y  se  utilizan generalmente  como  abono  para  usos  en  jardinería,  agricultura  o recuperación de paisajes. 
 
La instalación de secado térmico está compuesta por dos líneas de secado. La capacidad de entrada de lodo en la planta es de 300 toneladas al día aproximadamente, es decir, 105.000 toneladas anuales. La mayoría de  los  lodos  tratados por el Canal de  Isabel  II se destinan a  la agricultura como abono.
 
Planta generadora de energía  

Asimismo, gracias a este proceso, se generarán 158.400 megavatios/hora de energía al año, que servirán para abastecer en parte las instalaciones del  Canal  y,  por  lo  tanto,  permitirán  ahorrar  energía, respetar el medio ambiente  y  fomentar  un  uso  racional  de  los  recursos.  Dicha  cantidad equivale  al  consumo  de  energía  eléctrica  de  municipios  como  San Fernando de Henares o Tres Cantos en un año. 
 
La producción de esta planta unida a  los 113.000 megavatios hora de energía al año obtenidos en las minicentrales hidráulicas que posee la entidad, convierten al Canal de Isabel II en el mayor productor de energía eléctrica de la región.
 
La  puesta  en  marcha  de  esta  nueva  planta  se  hará  de  manera paulatina.  El  compostaje  de  lodos  se  iniciará  en  los  próximos  días mientras que el secado  térmico de  los  lodos arrancará con  la entrada en funcionamiento de  los  tres motogeneradores de  la planta, prevista en  los próximos tres meses.
 
El Canal de Isabel II con el medio ambiente
 
La  producción  eléctrica  del  Canal  en  Loeches  se  articula  sobre  una cogeneración, objetivo de la Unión Europea. En este sentido, la planta de secado  es más  eficiente  que  una  planta  convencional,  aprovechando el calor desprendido por los motores para generar también electricidad. 
 
Además, la instalación se autoabastecerá con el funcionamiento de los motogeneradores,  lo  que  reducirá  las  emisiones  a  la  atmósfera,  ya que  se  ha  elegido  gas  natural  como  combustible  para  los motogeneradores,  generando  así  un  25%  menos  de  CO2  que  los productos petrolíferos por unidad de energía producida o un 40% menos que el carbón.
 
Paso decisivo en el aprovechamiento de los residuos  

”Hasta hoy, el Canal de  Isabel  II carecía de una instalación propia para transformar este  tipo de  residuos  y darles nuevos usos. Por esta  razón, esta  nueva  planta  que  hoy  inauguramos  es  un  paso  decisivo  en  el aprovechamiento de los residuos”, aseguró la presidenta.
 
Durante  su  intervención,  Aguirre  destacó  que  gracias  a  las instalaciones  y  equipamientos  de  esta  planta,  es  posible hacer que los lodos que someta a  tratamiento  contaminen  lo menos posible e,  incluso, ahorrar energía en el proceso.
 
“En un año, dijo, el ahorro en las emisiones de CO2  de esta planta a la atmósfera alcanzará las 9.000 toneladas. Una cantidad que se suma a las más de 28.000 toneladas de gases de efecto invernadero que el Canal de Isabel II deja de emitir cada año gracias a que genera energía eléctrica a  partir  de  fuentes  renovables”. Se trata,  pues  de  una  producción  de energía más limpia. 
 
“Por  todas estas  razones, con  la puesta en marcha de esta Planta de Tratamiento de Lodos del Canal de  Isabel  II,  la Comunidad de Madrid refuerza su compromiso con el  respeto al medio ambiente y el desarrollo económico.  Dos  factores  que  pueden  y  deben  ser  plenamente compatibles, como lo prueba esta nueva instalación puesta en pie gracias al esfuerzo del Canal, a  la colaboración  financiera de  la Unión Europea y al apoyo técnico de Acciona Agua”, remarcó Aguirre.
 
El  Canal  de  Isabel  II,  entidad  creada  en  1851,  dispone  de  14 embalses; 81 captaciones de aguas subterráneas; 22 grandes depósitos  reguladores  y  240  de  menor  tamaño;  18  estaciones  de  elevación;  12 plantas  de  tratamiento  de  agua  potable;  cerca  de  14.500  kilómetros  de red  de  distribución;  500  kilómetros de grandes conducciones; 150 estaciones  depuradoras  de  aguas  residuales  y  5.000  kilómetros  de alcantarillado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de