El primer atlas global de las bacterias del suelo

 

Un equipo internacional, liderado por un investigador de la URJC, ha identificado una lista de unas 500 especies de bacterias dominantes que pueden encontrarse en suelos de todo el mundo. El estudio, publicado en la revista Science, abre la puerta a nuevas investigaciones centradas en el estudio y manipulación de las especies más abundantes con el fin de mejorar la fertilidad del suelo y aumentar su producción agrícola.

La inmensa mayoría de la biomasa viva de la tierra está formada por las comunidades de bacterias que viven en el suelo. Estos microbios controlan procesos clave en el desarrollo de los ecosistemas y de la vida cotidiana, incluyendo la fertilidad del suelo, fundamental para producir alimentos, y el secuestro de carbono, clave para minimizar el cambio climático.

Pese a ello, el conocimiento sobre estos organismos es todavía escaso, siendo uno de los factores responsables de ello su elevada diversidad. “Un gramo de suelo contiene miles de especies y millones de células de bacterias. Por esta razón, hasta ahora pensábamos que sería extremadamente difícil estudiar la identidad de estas especies, y más importante su papel en la funcionalidad de nuestros ecosistemas. Nuestro estudio proporciona una oportunidad única de entender mejor la identidad y función de los microbios del suelo”, explica Manuel Delgado Baquerizo, autor principal del artículo e investigador Marie Curie en la Universidad Rey Juan Carlos, que actualmente se encuentra trabajando en la Universidad de Colorado en Boulder (Estados Unidos).

En este sentido, “la mayoría de las bacterias del suelo no han sido descritas aún, no coinciden con los registros genéticos existentes y nunca han sido cultivadas en el laboratorio”, apunta Fernando T. Maestre, profesor de Ecología la URJC y coautor de este estudio. “Es increíble cuan poco sabemos sobre las comunidades de bacterias que viven en nuestros suelos. ¡La mayoría no tienen ni nombre! Es como si entráramos en un bosque y no supiéramos cual es la especie de árbol mayoritaria en este bosque o la función que desarrolla esta especie en el ecosistema”, señala Noah Fierer, coautor en este trabajo y profesor en la Universidad de Colorado en Boulder.

Los autores han encontrado que el 2% de las especies de bacterias registradas a nivel global (unas 500 especies) comprenden cerca de la mitad de las poblaciones de bacterias en cualquier suelo de nuestro planeta. “Las comunidades de bacterias siguen una dinámica muy parecida a la observada con la distribución de la riqueza en nuestra sociedad: unas cuantas personas concentran la mayor parte de la riqueza existente en la tierra”, destaca Delgado Baquerizo.

“Si somos capaces de saber más sobre la identidad y función de estos microbios del suelo, podríamos manipular las comunidades microbianas producir suelos más productivos y sanos, que permitieran una mayor producción agrícola. ¡Nuestro estudio abre la puerta a una nueva y excitante etapa en el estudio de los microbios del suelo!”, añade el investigador Marie Curie de la URJC.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de