En su intervención, la Presidenta ha agradecido la confianza de Volkswagen en el Gobierno de Navarra señalando que "este es un buenísimo ejemplo de colaboración" y que "gracias a la cesión de los terrenos nos ha permitido ejecutar este importante proyecto. Con su ayuda pretendemos conseguir una Navarra situada a la cabeza de la movilidad sostenible y comprometida con el medio ambiente".

El proyecto se enmarca dentro de la estrategia energética de Navarra, el fomento del vehículo eléctrico y el Plan Moderna. Esta nueva infraestructura permitirá experimentar, homologar, mejorar y desarrollar vehículos sostenibles que utilicen fuentes energéticas alternativas o presenten consumos más eficientes, con el fin de dotar a Navarra de ventajas competitivas en el sector en relación a otras regiones, y está planteada como una dotación industrial al servicio de todas las empresas del sector de la automoción que operan en Navarra.

La nueva pista de pruebas es fruto de la colaboración público-privada entre el Gobierno de Navarra y la empresa Volkswagen. Con este fin se firmó un convenio de colaboración entre la sociedad pública Nasuinsa (ahora Nasuvinsa) y la empresa Volkswagen en julio de 2011, en virtud del cual la empresa ha cedido gratuitamente unos terrenos de su propiedad (parcelas 616 y 636 del Polígono 2 de Arazuri) de unos 227.000 metros cuadrados para la construcción de esta infraestructura. Por su parte Nasuvinsa se ha encargado de la construcción de la misma de acuerdo con los fines que se persiguen (homologar y mejorar tecnologías más eficientes energéticamente y más respetuosas con el medio ambiente). Este modelo de colaboración público-privado ha permitido abaratar considerablemente los costes de construcción de la nueva pista que han sido financiados por la Dirección General de Empresa e innovación con 1.757.216 euros.

Vehículos más respetuosos con el medio ambiente

Según el III Plan Energético de Navarra horizonte 2020, la Comunidad Foral debe cumplir con la estrategia Energética Europea 20-20-20 que plantea una reducción del 20% en las emisiones de CO2 en el año 2020. Parte de esa reducción debe provenir de un uso más eficiente de la energía y otra parte por la sustitución de los combustibles fósiles por otros alternativos menos contaminantes (especialmente en el sector del transporte)

En este contexto se puso en marcha el Plan de Impulso del Vehículo Eléctrico en Navarra (Plan VEN) que tiene como objetivo que Navarra se convierta en una región de referencia tanto en la fabricación como el uso del vehículo eléctrico. Todo esto se engloba dentro del Plan Moderna, que establece que la Economía Verde debe ser uno de los puntales de la economía navarra en el futuro.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de