Lo que se busca con esta iniciativa es realizar el estudio de viabilidad de un sistema público de alquiler de motocicletas eléctricas para su futura implantación. La duración del proyecto es de 30 meses. El estudio deberá de ser presentado en el primer semestre de este año y se realizará en colaboración de otras ciudades de Italia, Eslovenia, Malta, Portugal, Croacia y Grecia.

Una vez realizado este estudio de viabilidad, se pondrá en marcha el sistema de alquiler de motocicletas antes de que finalice el 2013.

El proyecto está financiado por la Unión Europea, a través del Servicio de Programas Europeos. La ejecución del proyecto correrá a cargo de la Agencia Local de Energía del Ayuntamiento dependiente de la Concejalía de Medio Ambiente.

Además, el Ayuntamiento está llevando a cabo diversas iniciativas que permiten incorporar el vehículo eléctrico a los desplazamientos habituales que se realizan en el municipio, disminuyendo el uso de los vehículos a motor, la dependencia de los combustibles fósiles y mejorando así la calidad de vida de los ciudadanos. Todas estas iniciativas se recogen en un documento que dará lugar a la Estrategia Local del Vehículo Eléctrico en el Municipio.

Otras medidas

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Murcia puso en 2008 a disposición de los ciudadanos las denominadas "bonificaciones verdes" en el impuesto de circulación para vehículos eléctricos. Estas bonificaciones alcanzan el 30% de la cuota para los vehículos híbridos (motor eléctrico-gasolina, eléctrico-diesel o eléctrico-gas) y para los motores eléctricos que reducen las emisiones de CO2 hasta 120gr./Km. Se aplica, además del año de su matriculación, en los dos años siguientes.

La Ciudad de Murcia ya dispone además de los dos primeros puntos públicos de recarga inteligente para vehículos eléctricos de dos ruedas. Están ubicados en el aparcamiento reservado a motocicletas del Paseo Alfonso X El Sabio. En breve se procederá a instalar un nuevo punto de recarga en Abenarabi.

Esta gestión municipal de la recarga eléctrica inteligente viene gestionado por ALEM y permite la comunicación entre el vehículo y la estación, obteniendo, así una carga más eficiente y segura. El sistema es muy sencillo y funciona a través de tarjetas de abonado que liberan el enchufe al validarlas en un lector. Los puntos de recarga son fácilmente distinguibles por los usuarios de vehículos eléctricos ya que las plazas reservadas para estos son de color verde y están señalizados verticalmente con una señal tipo tótem fácilmente reconocible a cierta distancia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de