En la Jornada intervinieron A Pie, En Bici por Madrid, Bluemove, Mobeo, y el Departamento de Planeamiento Viario del Ayuntamiento de Madrid. Pablo León, autor del blog I love Bicis de El País, actuó de moderador. 

Uno de los factores que restringen las opciones que a priori podríamos tener para desplazarnos por nuestras ciudades es la limitación del espacio disponible para ello. Se impone una racionalización de los usos de este espacio, y ello implica poner límites a la movilidad que acontece en automóvil privado.

La movilidad en coche (incluyendo el estacionamiento) se lleva el 80% del espacio público disponible. Aparte están, por supuesto, las consideraciones energéticas, de contaminación atmosférica, cambio climático, daño en la salud, etc. La limitación de la movilidad motorizada, como requisito imprescindible para tender a un modelo de movilidad sostenible en nuestras ciudades, fue una de las conclusiones de la Jornada.

Para poder limitar el uso del coche en Madrid, es necesario ofrecer alternativas, y apostar decididamente por el transporte público y por los desplazamientos a pie y en bicicleta. Según los participantes, la mejora de la intermodalidad, especialmente de aquella que acontece entre los modos no motorizados (a pie y en bicicleta) y el transporte público colectivo, resulta clave en un sistema de transporte que aspire a la sostenibilidad.

Además, permite extender la capacidad de servicio del transporte público, particularmente en alianza con la bicicleta. Álvaro Ventura, fundador de Mobeo, subrayó la necesidad de “cambiar el paradigma y el modelo cultural que permite, aún hoy, mantener la hegemonía del coche”.

En la misma línea intervino César Caparrós, representante de A Pie, quien además puso de manifiesto las tensiones que están apareciendo fruto de la incorporación de la bicicleta como nuevo actor en el modelo de movilidad urbana, pues “el peatón siempre es el elemento más débil y frágil de la cadena”, destacó. Se generó en la Jornada un interesante debate en torno al binomio ciclistas / peatones, llegándose a la conclusión de que en realidad son aliados en un modelo de movilidad urbana que aspire a la sostenibilidad.

Gabriel Beaumont, fundador de Bluemove, expuso que a pesar de que el coche ha traído un indudable progreso y desarrollo económico, hay un umbral, un nivel de motorización, por encima del cual el deterioro ecológico y social que ocasiona un sistema de transporte basado en el coche, supera con creces los beneficios. Desde su empresa se apuesta decididamente por la racionalización del uso del coche en la ciudad, y precisamente “prestan servicio a aquellas personas que habitualmente no necesitan coche, y de hecho no lo tienen, pero que lo pueden necesitar para un desplazamiento puntual”. Iván Villarubia, miembro de En Bici por Madrid, expuso que en la zona este de Madrid, fuera de la almendra central, a pesar de que han finalizado las obras del Plan Director de Movilidad Ciclista y hay por tanto carriles-bici plenamente operativos, el flujo ciclista es bajo, y ello es debido simplemente a que en esta zona este no se ha restringido el uso del coche, a diferencia de la almendra central, de tamaño similar, donde sí se ha restringido.

Ana Rosa Llorente, Jefa del Departamento de Planeamiento Viario del Ayuntamiento de Madrid, compartió con los asistentes las iniciativas y medidas que desde la administración local se están implementando en favor de la bicicleta y los peatones. Destacó que se están llevando a cabo reordenaciones del viario y actuaciones que van encaminadas a racionalizar el uso del coche en la ciudad. Repasó asimismo el sistema público de alquiler de bicicletas, BiciMad, que se pondrá en marcha el próximo mes de mayo.

En el posterior coloquio con el numeroso público asistente, se puso de manifiesto el gran interés ciudadano existente en torno a BiciMad. Pablo León, moderador del coloquio, destacó que estamos ante un cambio de modelo, y que hemos de reaccionar ante él. “Los ciudadanos hemos reaccionado antes, y ahora están empezando a reaccionar los políticos. Se percibe un cambio de rumbo muy potente en Madrid”, destacó.

Las intervenciones de las personas asistentes estuvieron en su mayoría orientadas a discutir las implicaciones y efectos que tendrá la puesta en marcha de BiciMad, las cuestiones relacionadas con el binomio bicicleta/peatón (uso del espacio, convivencia o segregación, carriles-bici en calzada y no en acera, etc.), y la necesidad de una estrategia, por parte del Ayuntamiento, que implique , informe y forme más a la ciudadanía. La Jornada concluyó con un networking y unas “cervezas ecológicas” ofrecidas por Incubaeco a los ecoemprendedores y personas asistentes, y con un llamamiento a la próxima Jornada mensual de Incubaeco, que será el jueves 29 de mayo, en el espacio habitual, Impact Hub Madrid, y que versará sobre temas legales, jurídicos y relaciones con inversores, de interés para la comunidad de ecoemprendedores de Incubaeco en Madrid.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de