La fábrica de Renault en Valladolid fue la elegida para presentar el Plan industrial de la compañía automovilística francesa en España, que tiene como plato fuerte el reto de crear la primera serie de automóviles enchufables que podrían circular a gran escala en España. El plan, explicó el ministro de Industria, Miguel Sebastián, “garantiza el futuro de la planta vallisoletana durante, al menos, diez años”.

El desarrollo de conducción ecológica para la automovilística francesa no se queda en el coche eléctrico, aseguró por su parte Jean Pierre Laurent, presidente de Renault en España. La senda sostenible sigue por la fabricación de “un motor muy ecológico” en 2012 y con una segunda generación de coches más ecológicos, prevista para “principios de 2013”, adelantó Laurent.

500 millones eléctricos

EL proyecto de movilidad eléctrica en serie de Valladolid no sólo aseguraría la permanencia de la planta sino que además cuenta con una fuerte inversión por parte de Industria: 500 millones de euros en los próximos cuatro años.

La fabricación de Valladolid será la primera vez que una planta nacional se implique en un proyecto con ambición de llegar al gran público. Se trata de la primera fabricación “"masiva" de un coche eléctrico en España, en palabras de Sebastián. La producción “masiva consta de 20.000 vehículos eléctricos al año. El 20% de la producción total de la planta vallisoletana.

El sector de la automoción es el primer sector industrial en Castilla y León, que aporta 40.000 empleos directos y más de 60.000 indirectos, es decir el 10% del empleo de la región.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de