El proyecto ha sido llevado a cabo por FIDETIA (Fundación para la Investigación y el Desarrollo de las Tecnologías de la Información en Andalucía) durante 24 meses.

A través de este proyecto de I+D+i, financiado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). FIDETIA, con el apoyo de CETEMET, ha generado modelos y planes de gestión que aglutinan tanto análisis de movilidad como evaluación de impactos energéticos, medioambientales y económico-sociales. Además, mediante el desarrollo de SAGEMUS se han elaborado sistemas de auditorías de gestión eficiente de flotas de transporte por carretera. En este sentido, y para facilitar la toma de decisiones, se han creado aplicaciones informáticas integradas que han sido validadas en escenarios urbanos reales del área metropolitana de Jaén y que son aplicables en cualquier territorio.

Este proyecto surge ante la necesidad de mitigar los impactos negativos que produce el ámbito de actividad del Transporte, un sector que supone el 36% del consumo total de energía en España y del que un 80% corresponde al transporte por carretera. Según Francisca Guerrero, gerente de CETEMET, “las principales interesadas en aplicar las conclusiones de SAGEMUS son las empresas logísticas y de transporte, consorcios, agencias de energía y municipios. Estos son los actores que deben cumplir los valores límite sobre contaminantes que fija la Directiva 96/62/EC, normativa Europea sobre Calidad del Aire, la Ley de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera y otras legislaciones sobre ruido, energía y ambiente”.

Antecedentes europeos

En la Unión Europea casi una tercera parte de la energía utilizada está destinada al transporte, lo que ha supuesto un incremento del 45% en el consumo energético. Los antecedentes de los Planes de Movilidad Urbana Sostenible en España se encuentran en los Planes de Desplazamientos Urbanos (PDU) franceses, obligatorios para todas las áreas urbanas de más de 100.000 habitantes, y los Planes Locales de Transporte (LTP) británicos.

Los Planes de Movilidad Urbana Sostenible se han configurado como instrumentos que favorecen el cambio modal hacia medios más sostenibles que mejoran la eficiencia energética y calidad medioambiental. La aplicación de estas estrategias puede llegar a una reducción de hasta el 15% del consumo energético y emisiones contaminantes, favoreciendo elevados ahorros económicos en el tejido productivo del sector.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de