Bosque de eucaliptos
Bosque de eucaliptos

WWF España ha pedido a la Consejera de Medio Ambiente de Andalucía que se tomen medidas contundentes para impedir la plantación de eucaliptos en Cochinato y los Garridos, así como la restauración de la marisma alta en estas dos fincas de Doñana.

La organización ecologista considera, como propietaria de la Reserva Biológica del Guadiamarque, que “el proyecto para la plantación de eucaliptos en estas dos fincas, ambas colindantes con el Espacio Natural de Doñana, es inadmisible”. Según ellos supondría un grave impacto ambiental para los ecosistemas autóctonos y, muy especialmente, para los recursos hídricos de la zona, que ya se encuentran seriamente comprometidos por otros usos.

Adena ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía que esta plantación no llegue a producirse, con el argumente de que rendría como consecuencia graves efectos directos sobre la reserva, “cuyo objetivo es la conservación de la biodiversidad, así como sobre el Parque Nacional, en general”.

No en vano, en la Comarca de Doñana la propia Consejería de Medio Ambiente ha eliminado aproximadamente 10.000 hectáreas de eucaliptos en los últimos años. Los programas de erradicación de esta especie no autóctona aún continúan desarrollándos.

“Retrocederíamos 40 años”

Juan Carlos del Olmo, Secretario Genral de WWF España, ha declarado que si la Junta de Andalucía permitiera finalmente estas plantaciones de eucaliptos en la marisma, sea cual sea su finalidad, “estaríamos ante un retroceso de cuarenta años en las políticas de conservación en Doñana”. Y concluye: “Debemos recordar que los proyectos para plantar eucaliptos en los años 60 fueron una de las amenazas que llevó a la creación del Parque Nacional de Doñana, por lo que estas plantaciones son inadmisibles”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de