La organización ecologista WWF/Adena manifestó hoy públicamente, en el Comité Local de Agricultura Ecológica de Almonte (Huelva), su oposición al aumento de superficie de regadío en Doñana, pues la ampliación "se asentaría en una zona donde el acuífero está sobreexplotado y, además, cuando aún se desconocen los condicionantes del Plan Especial de Ordenación de la zona fresera".

Según indicó en una nota de prensa el secretario general de la organización, Juan Carlos del Olmo, en la zona de Matalagrana (Almonte) el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía (propietaria del terreno) han concedido 16 nuevas hectáreas para el cultivo agrícola en un área catalogada como secano, ubicada en plena Red Natura 2000 y donde existe una laguna natural.

Así, del Olmo precisó que, de la nueva superficie, se destinarán ocho hectáreas a la investigación de nuevas tecnologías en la fresa a través de una Fundación participada por la propia Junta, y otras ocho a experiencias de agricultura ecológica, "aún sabiendo las dificultades que hay en esa zona para obtener agua legal".

En este sentido, recordó que, en julio del pasado año, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir "intentó cerrar un pozo ilegal en esa misma zona, donde el acuífero está declarado sobreexplotado y no es posible autorizar nuevas extracciones de agua", aseverando que "la oposición en bloque de los agricultores, unida al compromiso de la Consejería de Agricultura de buscar una solución a la situación precaria de la zona fresera (con más de 2.300 hectáreas en monte público, 450 en espacios naturales protegidos y alrededor de 1.000 pozos ilegales), ha impedido que la CHG cumpla con su obligación de cerrar los pozos ilegales".

Sin embargo, añadió que la agricultura intensiva de regadío "sigue avanzando apoyada en pozos ilegales, todo ello a pesar de la aprobación por Consejo de Gobierno el 5 de diciembre de 2007 de una orden para elaborar un Plan Especial para la zona noroeste de Doñana", al tiempo que explicó que este plan "surgió en respuesta a las demandas de los agricultores y los ayuntamientos que reclamaban voluntad política y a las denuncias de WWF/Adena y otras organizaciones conservacionistas".

Por último, del Olmo sostuvo que "debe cesar cualquier crecimiento o modificación del espacio agrario en Doñana hasta que no se apruebe el Plan Especial y se solucione el caos actual en el uso del suelo y el agua", asegurando que, aunque WWF/Adena "apoya la investigación en el cultivo de la fresa y la producción ecológica siempre que use legalmente el suelo y el agua, las iniciativas que se pretende poner en marcha llegan en un momento inapropiado".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de